Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Cuáles son las bondades de los higos?

HigosGtres

No sólo son una gran fuente de fibra y están repletos de vitaminas y minerales, sino que además tienen una larga e ilustre historia. La higuera es uno de los árboles más antiguos del mundo: su pedigrí se puede trazar con los documentos históricos más tempranos y tiene un rol prominente en la Biblia.

Son nativos de Medio Oriente y el Mediterráneo, y los griegos los apreciaban tanto que alguna vez crearon leyes para evitar su exportación, informa BBC Mundo.
Los higos tienen un sabor dulce y único, una textura suave y gomosa, y están llenos de semillas crujientes y comestibles. Cuando están frescos son delicados y perecederos, por lo que a menudo se secan para preservarlos. Así se produce un fruto seco dulce y nutritivo que se puede disfrutar en cualquier momento del año. Hay múltiples variedades de higos, de distintos colores y texturas.
Su característica distintiva es una pequeña apertura llamada ostiolo en la parte superior, que ayuda a que el fruto se desarrolle. El higo es un falso fruto: es realmente el conjunto de la flor y el fruto. Por su dulzura natural, antes de que hubiera azúcares refinados, se usaban para endulzar.
Ventajas nutricionales
Los higos son una buena fuente de azúcares naturales, minerales y fibra soluble. Entre los minerales están potasio, calcio, magnesio, hierro y cobre. Además, provee las vitaminas antioxidantes A, E y K, que contribuyen a la salud y el bienestar.
100 gramos de higos frescos contienen
  • 80 calorías
  • 1,3 gramos de proteína
  • 0,3 gramos de grasa
  • 20,3 gramos de carbohidrato
  • 2,2 gramos de fibra
  • 100 gramos de higos secos contienen
  • 249 calorías
  • 3,3 gramos de proteína
  • 0,9 gramos de grasa
  • 69 gramos de carbohidrato
  • 5,6 gramos de fibra
  • Lo que dice la ciencia
    A menudo se recomienda comer higos para tonificar los intestinos, así como para que actúen como laxantes naturales, pues tienen un alto contenido de fibra.
    Muchos de nosotros consumimos demasiado sodio (sal) -presente en la comida procesada-, que puede producir una deficiencia de potasio; ese desequilibrio entre los dos minerales puede llevar a la hipertensión (alta presión sanguínea). Una dieta rica en frutas y vegetales -que incluya higos- aumenta naturalmente el potasio.
    Como tienen un alto contenido de fibra alimentaria, los higos pueden ser útiles para quienes quieren perder peso. Los alimentos con mucha fibra hacen que nos sintamos llenos y reducen los antojos. Los higos contienen además prebióticos, que benefician la flora intestinal.
    Son también una buena fuente de calcio, un mineral que juega un papel importante para la densidad ósea. Por otro lado, su alto contenido de potasio puede contrarrestar la excreción urinaria de calcio causada por el alto consumo de sal. Eso, a su vez, ayuda a que el calcio se mantenga en los huesos y disminuya el riesgo de osteoporosis.