Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El oso pardo hallado en Moal (Asturias) falleció por un disparo, según la necropsia

Oso pardoReuters (archivo)

La necropsia del ejemplar de oso pardo hallado muerto en Moal (Cangas del Narcea) ha determinado que la causa de la muerte ha sido un disparo, según informa este sábado el Principado a través de una nota de prensa. La prueba se ha realizado en la facultad de veterinaria de la Universidad de León.

El ejemplar hallado muerto, un macho adulto de 105 kilogramos, habría muerto por disparo con orificio de entrada en flanco izquierdo a la altura de la costilla flotante 12. También se han tomado muestras de tejidos y fluidos corporales para estudios toxicológicos y histopatológicos pertinentes.
La necropsia ha sido dirigida por el catedrático de anatomía patológica Juan Francisco García Marín, y por veterinarios de la Dirección General de Recursos Naturales y del Serida del Principado de Asturias.
La investigación de los posibles delitos se encuentra en manos del SEPRONA de la Guardia Civil, y también se procederá a trasladarlo a la Fiscalía de Medio Ambiente del Principado de Asturias.