Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los padres de Asunta, presencian como imputados un registro en su vivienda

El padre y la madre de Asunta, la niña hallada muerta en una pista forestal cercana a Santiago de Compostela en la madrugada del domingo, presenciarán en calidad de imputados un registro que los investigadores llevarán a cabo en una casa ubicada en Montouto (Teo) y propiedad de la familia de la víctima.

Según ha informado el TSXG, los investigadores realizarán este miércoles un nuevo registro en la casa de Montouto --situada en el mismo ayuntamiento en el que se localizó el cadáver de la niña--, para el que han solicitado la presencia de ambos padres.
La madre, detenida por "incoherencias" en su declaración y a la que la Guardia Civil imputa un homicidio, fue trasladada a primera hora de este miércoles desde el cuartel de Lonzas --donde permanecía desde las 14.00 horas del martes-- hasta Teo para participar en este registro. Asimismo, el juez ha convocado también al padre de la menor para que participe en las nuevas diligencias en la vivienda.
Tal y como ha informado el TSXG, en estos momentos ambos progenitores se encuentra imputados en el caso, aunque la madre permanece detenida, mientras que el padre está en libertad. No está previsto que los pases a disposición judicial se produzcan este miércoles.
De hecho, al tratarse de una detención de carácter policial, es decir, no ordenada por el juez, la madre de la niña, Rosario P.O., podría estar en dependencias de la Benemérita hasta 48 horas, pero en caso de que considere que exista una "causa justificada", podría ampliarse este plazo a 72 horas, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.
CENTRADOS EN MONTOUTO
La casa que Rosario P.O. heredó de sus padres está ubicada en el núcleo de Montouto, a unos tres kilómetros de donde apareció el cadáver de la niña, y se ha convertido en uno de los epicentros del caso, por lo que la Guardia Civil ha solicitado también a los establecimientos ubicados en las inmediaciones las grabaciones de sus cámaras de seguridad.
En concreto, agentes se desplazaron este martes a los locales que están en el trayecto hasta el inmueble para solicitar estas grabaciones, que se unen a las ya recabadas el pasado lunes entre establecimientos situados en las inmediaciones de la casa donde Asunta vivía con su madre y el inmueble en el que reside su padre, ubicados a tan sólo unos 25 metros de distancia.
Precisamente, unas imágenes en las que puede verse a Asunta junto a su madre en el coche a una hora del sábado en la que supuestamente la niña ya habría desaparecido desencadenaron la detención de la madre, al verse cuestionado su relato de los hechos. La mujer aseguró a la policía que llegó a su piso del centro de Santiago en torno a las 21.30 horas y que Asunta ya no estaba allí.
Vecinos de Montouto vieron salir a Rosario P.O. de este chalet sobre las 20.45 horas del pasado sábado. En esta casa se hallaron unas cuerdas que analizan ahora los agentes para verificar si son iguales que las encontradas en la pista forestal de Cacheiras donde una pareja de jóvenes descubrió el cuerpo sin vida de la pequeña el domingo en torno a la 1.30 horas.