Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La malaria aviar afecta más a los halcones oscuros que a los claros, por la diferente respuesta inmune a los patógenos

El color de las plumas de los halcones influye en la prevalencia de la infección por parásitos sanguíneos de la malaria aviar, según un estudio realizado por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que señala que esta patología afectaría más a los halcones oscuros que a los claros.
Según el trabajo, publicado en la revista 'Biology Letters', esto podría deberse a que la respuesta inmune de unos y otros es diferente, en concreto, es mayor en los individuos de plumaje oscuro que en los de plumaje claro.
El estudio, financiado por el Programa Severo Ochoa de Centros de Excelencia y el Cabildo Insular de Lanzarote, ha investigado el halcón de Eleonor, un ave rapaz migratoria de larga distancia que hiberna en Madagascar y cría en islotes del Mediterráneo y de Islas Canarias.
Los investigadores capturaron un total de 183 halcones adultos de distinta coloración (morfos claro y oscuro) en el islote de Alegranza, en las Islas Canarias, a lo largo de nueve años.
Así, la investigadora del CSIC en la Estación Biológica de Doñana Laura Gangoso, ha explicado que algunas especies de rapaces presentan "importantes diferencias" en la coloración de su plumaje que no dependen de la edad ni del sexo de las aves, sino que en una misma población coexisten individuos con plumaje oscuro frente a otros que presentan una coloración más clara.
Gangoso añade que este fenómeno, conocido como "polimorfismo de la coloración", se debe a la presencia de características genéticas diferentes que se asocian, además de con el color del plumaje, con el comportamiento, fisiología y capacidad de respuesta frente a patógenos de los distintos tipos.
Los investigadores identificaron, mediante una pequeña muestra de sangre de los halcones, la prevalencia de parásitos sanguíneos de la malaria aviar de los géneros Plasmodium, Haemoproteus y Leucocytozoon.
Del total de 183 individuos, 27 estaban infectados por estos parásitos, principalmente del género Plasmodium, y la prevalencia era mayor en los halcones de morfo oscuro.
"Estos resultados ponen de manifiesto la relación existente entre el polimorfismo de coloración en las aves silvestres y la capacidad de estas especies para combatir sus patógenos", concluye la investigadora.