Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El hombre más gordo del mundo vuelve a caminar tras eliminar 44 kilos de piel suelta

El exhombre más gordo del mundo vuelve a caminar tras eliminar la piel suelta de sus piernasInformativos Telecinco

El ex cartero, que perdió más de 300 kilos gracias a la cirugía gástrica, no podía caminar ya que tenía alrededor de 44 kilos de pliegues sueltos entre sus piernas. Una cirujana leyó su caso y se ofreció a operarlo de forma gratuita. El hombre lloró de emoción al volver andar tras la operación que le extirpó toda la piel sobrante.

El ex hombre más gordo del mundo, Paul Mason, que llegó a pesar 444 kilos, perdió más de 300 kilos gracias a la cirugía gástrica. A pesar de este logro, el excartero de 54 años, tuvo otro inconveniente, los más de 40 kilos de pliegues de piel que le impedían andar. El hombre tuvo que utilizar durante años una silla de ruedas, ya que la piel sobrante en torso y piernas dificultaba gravemente andar por su propio pie, según publica Mirror.
La cirujana Jennifer Capla se ofreció para operar de forma gratuita a Mason, y después de 9 horas de operación, el hombre está aprendiendo a caminar de nuevo. Capla comentó la exitosa operación y los progresos que está experimentando Paul Mason.
“Cuando llegó, ni siquiera sus piernas cabían en la cama, tenía que girarlas hacia afuera, no podía unirlas debido al exceso de piel”
"Después de la cirugía, dijo 'mis piernas son rectas, mis rodillas están claras’", declaró la experta.
"Tomé su mano y le dije: 'toque su vientre’. Él trató de agarrar la piel sobrante que solía tener ahí y dijo: 'Dios mío'”.
"Estaba un poco abrumado cuando no sintió nada y se echó a llorar".
La Dra. Capla acordó con Paul que le iba a operar gratis en el Hospital Lenox Hill, en Nueva York, después de que su madre leyera acerca de su situación.
"Cuando llegué a su lado con los otros médicos, se mostró muy agradecido en todo momento, siente que esta operación le está cambiando verdaderamente la vida", añadió.
"Al final rompió a llorar. Ha sido un largo viaje para él y todas las emociones se unieron a la vez".
Paul Mason, de Ipswich (Inglaterra), se está recuperando en el hospital con su prometida Rebecca Montaña, de 41 años, a su lado.
Rebecca conoció a Paul después de ver un documental sobre su difícil situación.
Paul Mason publicó un mensaje a sus cientos de sus seguidores  en Internet. Él escribió: "Cada día era capaz de dar unos pasos, hoy con la ayuda de la Dra Capla y una enfermera, un poco más".