Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Quién quiere vivir para siempre?

Envejecimiento saludableGtres

El avance genético podría abrir el camino a fármacos que retrasan el proceso de envejecimiento

Se han descubierto cuatro genes ‘Father Time’ que determinan cómo envejecemos. Se activan o desactivan por factores medioambientales y de estilo de vida que pueden ser programados a una edad temprana, informa Daily Mail.
Los investigadores creen que conocer cómo se alteran los genes puede llevar a una nueva generación de fármacos antiedad. Ya se conocía que los cambios ‘epigenéticos’ –alteraciones químicas del ADN realizadas por factores externos como el medioambiente- son importantes para el envejecimiento, pero el nuevo descubrimiento va más allá resolviendo el enigma de cómo y cuándo se producen esos efectos.
La doctora Jordana Bell, del King College de Londres, una de las autoras del estudio señala que “descubrimos que los cambios epigenéticos asociados con la edad han sido previamente utilizados para definir la edad biológica”.
“Identificamos muchos cambios epigenéticos relacionados con la edad, pero cuatro parecían afectar al índice de envejecimiento saludable y longevidad potencial; podemos usar estos descubrimientos como marcadores potenciales de envejecimiento”.
Añade que “estos resultados pueden ayudar a entender los mecanismos biológicos que subyacen en el envejecimiento saludable y en las enfermedades relacionadas con la edad, y el trabajo futuro explorará cómo los factores ambientales pueden afectar a estos cambios epigenéticos”.
El doctor Panos Deloukas señala que la investigación está aún en una fase inicial. “Nuestro estudio sólo ha analizado una fracción de sitios en el genoma (código genético) que llevan a los cambios epigenéticos; estos descubrimientos iniciales apoyan la necesidad de un análisis más exhaustivo de la variación genética”.