Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manicura en los gatos: la peligrosa moda de la que advierten los veterinarios

Manicura en los gatos: la  peligrosa moda de la que advierten los veterinariosInstagram

Adherir uñas postizas a la garras naturales de los gatos está convirtiéndose en el último reclamo de los propietarios de los felinos, pero lo que no saben es que en lugar de ayudar a sus mascotas a lucir más llamativas, están infligiendo un gran daño a los animales.

Teñir su pelo de colores llamativos, vestirles con ropa de su tamaño o incluso realizarles la manicura a nuestras mascotas es una moda cada vez más extendida, pero estas prácticas no siempre son beneficiosas para ellos.
Battersea es una organización que vela por el bienestar de perros y gatos en Reino Unido, por lo que hace tiempo está advirtiendo a los propietarios de estas mascotas el peligro que puede suponer realizar la manicura en los gatos, ya que les incapacita para los usos diarios que éstos hacen de ellas, como asearse, escalar o autodefenderse.
La última moda consiste en aplicar uñas postizas al animal encima de sus propias garras. Este recubrimiento se adhiere a las garras de los gatos incapacitando el crecimiento en curvatura de las uñas naturales de los gatos, lo que daña a los felinos. Además impide que éstos extiendan y retraigan sus garras, provocándoles un intenso dolor.
Según publica Mirror, la organización ha decidido  emitir un comunicado advirtiendo del potencial peligro de esta nueva moda cuando Christina, una gata de cinco años de edad, fue ingresada en un hospital de Londres ya que sus ‘uñas postizas’ estaban tan firmemente ancladas a sus garras naturales que impedían al gato caminar con normalidad.
El personal que atendió a Christina desconocía cuando tiempo había soportado el animal la manicura, así que decidieron intervenir a la gata y cortarle las uñas desde la raíz, para lo que tuvieron que anestesiar de manera general a Christina.
"Es extremadamente cruel infligir este tipo de cosas en su gato, ya que les impide mostrar su comportamiento natural”, asegura Lindsey Quinlan, directora de Battersea al medio inglés. "Las mascotas no son artículos de moda”, añade.