Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 23% de muertos en turismo y furgoneta en 2015 no usaban el cinturón en el momento del accidente, según DGT

Tráfico instala 222 cámaras en carreteras para controlar el uso del cinturón de seguridad en el marco de su campaña de vigilancia
La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha este lunes, 12 de septiembre, una campaña de vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil, que se extenderá hasta el próximo domingo 18. Así, ha recordado que en 2015, el 23% de los fallecidos usuarios de turismo y furgoneta (159 en vías interurbanas y 19 en urbanas) no llevaban puesto el cinturón en el momento del accidente, según informa el departamento.
Un elemento que, para la DGT, es "básico y fundamental de la seguridad vial y cuya utilización reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente". De esta forma, los agentes de la Agrupación de Tráfico comprobarán que los ocupantes de los vehículos que circulan por carretera llevan correctamente abrochado el cinturón de seguridad, poniendo especial énfasis en que los menores vayan perfectamente anclados en su silla correspondiente.
Como el uso de este dispositivo de seguridad es menor en las vías urbanas, tal y como recoge la encuesta sobre el uso de cinturón de seguridad de la DGT, se ha invitado a los ayuntamientos que disponen de policía local propia a que se sumen a la campaña realizando estos controles en las vías de su competencia.
VIGILANCIA A TRAVÉS DE CÁMARAS
La vigilancia del uso del cinturón de seguridad por parte de los agentes, se verá incrementada con la puesta en funcionamiento de 222 cámaras instaladas en las carreteras y que controlan de forma automatizada el uso de dicho dispositivo de seguridad. Próximamente, este número de cámaras se verá incrementado en 55 más hasta llegar a un total de 277.
El 60% de las cámaras estarán instaladas en carreteras convencionales, que son las que registran mayor accidentalidad y siniestralidad y el 40% restante en vías de alta ocupación. En las muestras realizadas en las cámaras en pruebas, el 1% de los conductores de los vehículos captados por las mismas iban sin cinturón de seguridad.
Así, para facilitar que los ciudadanos conozcan esta nueva forma de control del uso del cinturón con medios automatizados y su uso se incremente entre todos los ocupantes de los vehículos, durante el primer mes, la DGT enviará en breve a los titulares de los vehículos captados cometiendo dicha infracción una carta informativa comunicándoles que no hacían uso del dicho dispositivo de seguridad y que la sanción hubiera supuesto 200 euros y la detracción de 3 puntos (en caso de que sea el conductor el que no lo llevara puesto).
Esta carta informativa servirá para que los conductores que no suelen hacer uso del cinturón de seguridad adecuen su comportamiento, porque un mes después comenzarán a tramitarse denuncias a cualquier usuario de vehículo que vaya sin cinturón y sea captado por las cámaras.
UN SEGURO DE VIDA
La Dirección General de Tráfico ha subrayado que el uso correcto del cinturón de seguridad es útil en cualquier trayecto y en todos los asientos. Entre las razones que justifican su uso, ha destacado que se reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente; se impide que el ocupante salga expulsado del vehículo en caso de impacto; distribuye las fuerzas del choque sobre las partes más fuertes del cuerpo; y el airbag no es eficaz si no se complementa con la utilización del cinturón de seguridad, ya que ambos están pensados para funcionar de forma complementaria.
Además, no utilizar el cinturón de seguridad en los asientos traseros supone un "gran riesgo", ya que en un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos delanteros puede ser hasta ocho veces mayor.
USO DESIGUAL DEL CINTURÓN
El uso del cinturón de seguridad es más habitual en los asientos delanteros que en los traseros. 10 de cada 100 personas que viajan en estas posiciones no llevan puesto este dispositivo. Así, en los asientos traseros, el no uso del cinturón se duplica, ya que 20 de cada 100 personas que van sentadas en los asientos traseros no lo usa.
Por su parte, en las vías urbanas el uso del cinturón de seguridad es menor que en las interurbanas. Distinguiendo por zona y tipo de vía, la DGT observa que en las autopistas y autovías la práctica totalidad de los ocupantes utilizan el cinturón de seguridad (96%) y algo menos en las carreteras convencionales (93). En el caso de las vías urbanas teniendo en cuenta el tamaño del municipio, el uso de este sistema de seguridad varía.
En las ciudades con más de medio millón de habitantes, el 90% de los ocupantes usa el cinturón de seguridad. En las ciudades medianas, de al menos 100.000 habitantes, su uso ronda el 84% y los municipios de menos de 60.000 habitantes se sitúan entre el 70 y 80%.
VUELTA AL COLE CON CINTURÓN
La campaña de vigilancia que ha comenzado este lunes, coincide con la vuelta al cole de miles de menores. Por este motivo, la DGT ha recordado a los adultos que las prisas y los desplazamientos cortos para llevar o recoger a los niños del cole no son excusas para no poner el cinturón de seguridad del niño o anclarle bien en su sistema de retención correspondiente. Este tipo de desplazamientos cortos es donde se acumula el mayor número de conductas de riesgo.
En 2015, cuatro de los 15 niños de 12 años o menos fallecidos que viajaban en turismo o furgoneta no llevaban ningún dispositivo de seguridad en el momento del accidente, ni ocho de los 80 heridos hospitalizados Estas cifras llevan a la DGT a seguir insistiendo en la responsabilidad de los adultos para transportar a los menores de manera segura y a priorizar la seguridad de los mismos.
De esta forma, para conseguir que ningún niño fallezca en accidente de tráfico por no ir correctamente sentado en su sillita, se incluyó en la reforma de la Ley de Seguridad Vial, la posibilidad que tienen los agentes de Tráfico de inmovilizar el vehículo si se viaja con menores y no se dispone del dispositivo de retención infantil.