Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Mi nieto y su mujer no pudieron escapar del fuego"

En el pequeño pueblo de Pobrais, en Portugal, han muerto 11 de sus 30 habitantes a causa del colosal fuego que está arrasando el centro del país. Todos ellos cogieron el coche para huir y se vieron atrapados en la fatídica carretera 236.