Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La frontera de Melilla sufre cortes parciales de tráfico por una protesta de porteadores marroquíes

UFP ha aplaudido la decisión de la Delegación de Gobierno de fijar el comercio atípico desde las 7,00 hasta las 11,00 horas de la mañana
La frontera entre Melilla y Marruecos ha sufrido este martes cierres parciales del tráfico rodado --sólo podían pasar los peatones-- por las protestas de los porteadores marroquíes del comercio fronterizo, que rechazan el nuevo horario impuesto para realizar esta práctica que ejercen miles de marroquíes, consistente en pasar productos desde Melilla a Marruecos para su reventa a un mayor precio.
La incidencia ha producido interrupciones del paso a lo largo de la mañana en la aduana de Beni-Enzar, el principal puesto fronterizo de Melilla, lo que afectó a otros puestos como el de Farhana, que sufrió un colapso de vehículos debido a la aglomeración que se produjo en el mismo de coches que no podían cruzar por Beni-Enzar.
El tránsito de vehículos se ha normalizado por la tarde, donde ya sí pudo realizarse con la frecuencia habitual el tráfico rodado entre Melilla y Marruecos por un paso que a diario cruzan unas 30.000 personas y 4.000 vehículos.
Se trata de la segunda jornada de protesta por este motivo después de que el sindicato Unión Federal de Policía (UFP) de Melilla haya desvelado este martes que el lunes por la tarde unas 20 personas se concentraron "en la mal llamada tierra de nadie" y lanzaron objetos contundentes, llegando a impactar en el casco de uno de los miembros de la Unidad de Intervención Policial (UIP), "sin necesitar asistencia médica".
UFP ha aplaudido la decisión de la Delegación de Gobierno de fijar el comercio atípico desde las 7,00 hasta las 11,00 horas de la mañana en la frontera de Beni-Enzar para evitar que afecte a la Operación Paso del Estrecho (OPE), con la llegada a través de Melilla de miles de magrebíes desde distintos pasos de Europa para pasar sus vacaciones en su país de origen, Marruecos.
La Delegación del Gobierno en Melilla ha evitado pronunciarse sobre estos cortes de tráfico rodado en la frontera ni sobre la decisión de restringir las horas para la realización del llamado "comercio fronterizo", tanto en vehículos como en personas a pie.