Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una ola de frío polar congela el país

La ola de frío con viento muy seco que llega "desde latitudes polares" ya se está dejando notar y afectará a la Península y Baleares hasta el martes, según la Agencia Estatal de Meteorología. 40 provincias permanen hoy en alerta por frío, nieve, aludes, viento, lluvias y olas. Se esperan heladas generalizadas en prácticamente todo el interior peninsular y, ocasionalmente, en zonas de costa, sobre todo en el litoral cantábrico oriental. Las temperaturas pueden llegar en algunos puntos hasta doce grados bajo cero. En Zaragoza los bomberos han desalojado a diez personas por la crecida del Ebro. En Cuenca ha caído la que puede ser la mayor nevada en muchos años en la ciudad. Casi 14.000 escolares no han podido acudir a clase en distintas comunidades. Mientras el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) trabaja en la valoración de los dañps que el temporal está dejando en las cuencas hidrográficas, caminos y costas del litoral español.

Cataluña, Galicia, Aragón, Castilla-La Mancha y La Rioja fueron algunas de las comunidades en las que los alumnos no pudieron desplazarse hasta los centros escolares debido al mal estado de las carreteras.
En Cataluña, al menos 68 escuelas han cerrado por el temporal y más de 6.000 alumnos se han visto afectados, principalmente en la provincia de Lleida.
En Galicia, la presencia de nieve en la red viaria ha dejado sin clase a más de 4.130 alumnos de toda la comunidad autónoma, la mayoría de la provincia de Lugo por líneas de transporte escolar afectadas.
En Aragón, las bajas temperaturas y la nieve han dejado sin ir a clase a 1.779 alumnos.
En Castilla la Mancha, la nieve ha afectado a un total de 80 rutas escolares, dejando a 1.410 alumnos sin poder asistir a clase.
La Rioja es otra de las comunidades afectadas por la suspensión de actividad en los colegios, especialmente en Rioja Alta, no han podido realizarse hoy con normalidad debido al frío y a la nieve, lo que ha provocado que 530 escolares no hayan podido acudir a sus centros mediante este transporte.
Estampa blanca
Los primeros copos en Cuenca empezaron a caer anoche y obligaron a cortar la ruta turística y el camino de San Isidro. De madrugada se ha restringido el acceso al casco antiguo. La nieve acumula hasta 8 centímetros de espesor.
Ya esta mañana en Zaragoza, los bomberos han tenido que evacuar a diez personas y diez perros por la crecida del Ebro. El Ayuntamiento ha explicado que, de momento, los vecinos que han sido evacuados, 22 personas este martes y otros diez esta mañana, han sido realojados en casas de familiares y amigos.
Asimismo, los bomberos continúan trabajando para ayudar a los trabajadores de la residencia de ancianos de Monzalbarba a llegar a este centro, que está rodeado por el agua y con la entrada "anegada".
Carreteras cortadas en varias comunidades
El temporal mantiene cortadas numerosos puertos y carreteras de la red principal y secundaria en ocho comunidades autónomas, además de las que necesitan cadenas para circular, según información de la Dirección General de Tráfico.
Barcelona es una de las provincias más afectadas y se ha visto obligada a cortar la autopista AP-7 en ambos sentidos entre Martorell (Barcelona) y El Vendrell (Tarragona), en unos 50 kilómetros de recorrido, y la AP-2 en un tramo de 106 kilómetros, entre Soses (Lleida) y La Bisbal del Penedès (Tarragona).

Otras vías cortadas son la A-2 en Abrera (Barcelona) y entre Tàrrega (Lleida) y el Bruc (Barcelona).
De la red principal, en Cantabria está cortada al tráfico la nacional 623 a la altura de Los Pandos. En la Autovía de la Meseta A-67 entre el kilómetro 150 (Arenas de Iguña) al 117 (Reinosa) es necesario el uso de cadenas y se mantiene cerrados nueve tramos de carreteras de la red secundaria, donde también son necesarias cadenas en otros 21.

También en Asturias están afectadas carreteras de la red principal, la AP-66 y la N-630 en el Puerto de Pajares se encuentran cerradas al tráfico de camiones por el temporal de nieve.
En Zaragoza, está interrumpido el tráfico la autovía AP-2 en el km 66.4 en Burajaloz. Y en Granada también se están registrando problemas en los accesos a Sierra Nevada.
Daños de mayor o menor envergadura en la práctica totalidad del litoral español
La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, llevará el próximo viernes 6 de febrero al Consejo de Ministros un informe sobre los efectos del temporal que azota a casi toda España y cuyos efectos, en todo caso, el Ejecutivo aún no puede estimar.
La Comisión de Secretarios de Estado y Subsecretarios, presidida por la vicepresidenta, ministra de la Presidencia y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha analizado en su reunión de este miércoles los efectos de la ola de frío, lluvia, nieve, frío y viento que desde el pasado 30 de enero azota prácticamente a toda España.
En este sentido, el Ministerio de Presidencia indica que el departamento de Interior ha explicado que estos fenómenos meteorológicos han motivado la declaración de las situaciones de alerta en Cataluña, País Vasco, Navarra, Aragón, Castilla y León e Illes Balears, para la activación de planes de inundaciones, de nevadas y de aludes, así como de coordinación de actuaciones por situaciones meteorológicas extremas que puedan afectar a la Red de Carreteras del Estado.
"Ante esta situación y la predicción meteorológica de los próximos días, no es posible cuantificar el alcance del temporal en lo que se refiere a la valoración de los daños producidos", apunta el Ministerio de Presidencia.
De este modo, explica que como es "prematuro" efectuar las primeras estimaciones, ya que no se puede llegar a muchas de las zonas afectadas y se esperan más lluvias en los próximos días, desde el Magrama se trabaja en la valoración de las incidencias y el informe se estudiará el próximo viernes.
La previsión de la AEMET
El viento y el frío se intensificarán este jueves y el viernes, aunque el domingo mejorará la situación y subirán las temperaturas máximas, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
Así, la portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha señalado que, de momento, se están cumpliendo bien las predicciones sobre la ola de frío continental, del noreste de Europa, que ha comenzado este miércoles y que durará hasta el martes de la semana que viene.
En concreto, ha indicado que este jueves se intensificará el viento en el Pirineo oriental, Ampurdán y en el valle del Ebro, donde se canalizará como noroeste. "El viernes se recrudece la situación, hará más frío salvo en el Pirineo, donde suben las máximas aunque seguirán siendo frías", ha comentado.
Además, este jueves se "intensificará" la entrada fría y la llegada de un nuevo frente dejará precipitaciones, aunque parece que se limitarán al área cantábrica, Pirineo occidental y a algún punto del extremo norte y sistemas Central e Ibérico así como en Baleares, donde tendrán chubascos localmente fuertes con tormenta que remitirán a lo largo del día.
Respecto a la cota de nieve, la portavoz ha informado de que estarán "muy bajas": entre 0 y 200 metros de altura, desde el este de Asturias a los Pirineos, es decir en la cornisa cantábrica; entre 200 y 500 metros de altura en el resto de la mitad norte, y entre 300 y 400 metros en Andalucía. "Casi todo lo que caiga será en forma de nieve o agua nieve", ha apuntado.
Mientras, ha agregado que el viernes la cota de nieve estará aún más baja, ya que será 0 metros de altura en la costa cantábrica oriental y Pirineos, entre 200 y 400 metros en el resto de la mitad norte y en Baleares, mientras que subirá ligeramente en el sur, donde estará entre 400 y 700 metros.
Ese día se prevén precipitaciones en el área cantábrica y en el resto del extremo norte peninsular, aunque con menor intensidad. También se esperan en sistemas Central e Ibérico y en Baleares y podría caer algún chubasco en el área del Estrecho y en Melilla.
"El viernes se recrudece la ola de frío, excepto en el sistema central, donde el día más frío será el domingo, mientras en Pirineos el domingo estarán un poco menos bajas que el viernes", ha añadido.
Finalmente, ha añadido que el lunes mejorará, subirán las temperaturas y habrá menos precipitación. Casals ha valorado que en Aragón tendrán que estar pendientes de los ríos ahora y en Cantabria dentro de unos días, por el deshielo.