Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Éstas son las 3 frases que no deberías decirle a tu pareja según una psicóloga

Un pareja caminandoGtres

La psicóloga Alexandra Solomon propone tres frases impulsivas que toda persona debería evitar decir a su pareja y ofrece otras soluciones que posiblemente creen menor conflicto y aseguren una solución al problema.

Que las relaciones de pareja tengan sus momentos difíciles, no es nada que sorprenda. Generalmente, estas complicaciones se derivan de unas respuestas impulsivas.
La psicóloga Alexandra Solomon cuenta, en un artículo suyo publicado en Psychology Today, que "nuestros cerebros son velcro para la negatividad y teflón para la positividad". Es decir, solemos retener mucho más lo negativo que lo positivo. Concretamente, Solomon pone el ejemplo de que cuando está dando una conferencia, y aunque esté todo el mundo atento a lo que dice, se fija únicamente en el que está durmiendo en la última fila. Eso es velcro.
¿Pero qué puede significar esto en lo quer respecta a nuestra vida de pareja? Pues bien, Solomon incide en que es necesario ser proactivos y realizar acciones que demuestren amor a tu pareja para que, de esta forma, las complicaciones no superen todo lo positivo creado previamente.
Así, asegura que, para evitar los enfrentamientos y desgaste en la pareja, existen tres frases que no se deben decir.
1. "SI ME QUISIESES, HARÍAS..."
Alexandra Solomon indica que en el momento en el que se dice esto, lo que realmente se quiere es que la pareja haga o diga algo en particular. Pero aquí el problema es que tu pareja puede fácilmente repetirte lo mismo: "Bueno, si me quieres, no deberías pedirme...".
Asimismo, añade que lo que sería mejor decir: "Me cuesta mucho entender qué es lo que te aleja. Lo que pienso es que no debes quererme mucho".
2. "¿POR QUÉ ESTO YA NO ES LO QUE ERA ANTES?"
La doctora afirma que cuando la gente dice esto, está luchando contra una realidad y es que el amor cambia con el tiempo. La forma en la que te sientes durante el primer año de noviazgo no es igual que pasados los siete años. Es el deseo de que la relación vuelva a ser como era lo que te mantiene atrapado "en un cuento de hadas".
Lo que recomienda ante esta situación Solomon es que hagas con tu pareja "lo que echas de menos de los viejos tiempos" y que contemples si puedes volver a rememorar situaciones con frases como: 'Quiero que tengamos citas como antes' o 'Me encantaría que me dieras un masaje como solías hacer'.
3. "TE ESTÁS COMPORTANDO COMO TU MADRE"
Éste es uno de los mayores errores que se pueden cometer ya que utilizas a una persona cercana y querida por tu pareja con un sentido peyorativo. Obviamente, como apunta la Doctora Solomon, esto pondrá en seguida a la defensiva a tu pareja y provocará una discusión segura.
En su lugar la psicóloga recomienda explicar qué es lo que se está haciendo que molesta tanto a la otra persona y por qué lo está haciendo, sin mencionar en ningún momento a ninguna persona cercana o querida por tu pareja.