Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un pasajero del Sorrento tras el rescate: "Creíamos que no salíamos de allí"

Los 152 pasajeros del ferry Sorrento, que ha ardido mientras realizaba el recorrido entre Mallorca y Valencia, ya están en tierra. La evacuación ha sido rápida aunque los afectados critican los escasos medios de la embarcación. Una de las personas afectadas por el incendio ha relatado la situación de pánico que han vivido,  "ha sido inaudito. Creíamos que no salíamos de allí", ha asegurado. La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha hecho hincapié en la necesidad de "minimizar cualquier tipo de riesgo medioambiental" ya que la embarcación lleva 753 toneladas de combustible y líquidos contaminantes.

En declaraciones a la prensa en el puerto de Palma, uno de los pasajeros ha explicado la situación vivida en el buque y los problemas que ha habido con los botes salvavidas. Además, ha señalado que estaba durmiendo cuando se inició el fuego y que siguió durmiendo después de que le comunicaran el suceso porque se pensaba que era una broma hasta que oyó las alarmas del ferry.
Mientras, otro pasajero ha considerado que el incendio ha demostrado los errores del sistema de emergencia y de tener "un salvamento anticuado". En este sentido, ha dicho que los botes salvavidas se daban la vuelta continuamente, con lo que los pasajeros se podían golpear e incluso caerse al mar.
"El sistema de salvamento ha demostrado sus defectos, es retrógrado", ha manifestado este otro transportista, quien ha considerado que "un bote que debe ser lanzado al agua no debe dar vueltas porque golpea contra la barca de rescate".
Además, ha señalado que han estado una media hora en el agua, mientras que otro pasajero ha criticado que hayan tenido que pasar "por una escalera llena de grasa y resbaladiza" para subir al bote salvavidas, ha dicho José Manuel González.
Otro pasajero, Julián García, ha admitido que ha sentido miedo tras el incendio y ha revelado también los problemas que ha habido a la hora de hacer descender los botes salvavidas ya que "alguno se ha quedado enganchado", ha dicho este transportista que asegura que no sabe nadar.
Riesgo medio ambiental
La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha reiterado la necesidad de "minimizar cualquier tipo de riesgo medioambiental" ya que la embarcación lleva 753 toneladas de combustible y líquidos contaminantes.
Pastor ha explicado el dispositivo seguido desde que el fuego se inició en la cubierta 4 del buque y ha destacado que se han puesto a disposición de la comunidad todos los medios necesarios "materiales y humanos". "Queda mucho trabajo por delante", ha dicho antes de felicitar a los equipos de emergencias de las labores desarrolladas.
Atención a los pasajeros
Por su parte, Maxi Leira, un responsable de Cruz Roja ha explicado la atención prestada a los pasajeros a su llegada al puerto de Palma y ha indicado que "la mayoría han llegado bien". No obstante, había "algunos un poco más alterados" y cinco personas han tenido que ser trasladadas por contusiones, cuatro de ellos al Hospital Son Espases y uno a Son Llàtzer.
En este mismo sentido se ha manifestado el coordinador de Enfermería del 061 en Baleares, Pedro Montero, quien ha indicado que estas contusiones tenían carácter leve.