Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las gente de 'familia bien' tiene más posibilidades de un mejor empleo aunque tenga menos formación, según un estudio

Las personas nacidas en familias con buena posición socio económica tienen más posibilidades de encontrar un empleo mejor remunerado que quienes proceden de un entorno más humilde, según el estudio 'Resultados del mercado de trabajo y origen familiar. Evidencia de 5 países europeos durante la recesión' difundido este jueves.
El trabajo, elaborado por la profesora de la Universidad de Alcalá de Henares Olga Cantó en colaboración con la investigadora de la Universidad de Essex (Reino Unido) Silvia Avram, analiza y compara a partir de las estadísticas de distribución de la renta (EU-SILC) de 2005 y 2011 hasta qué punto el origen familiar impacta sobre las posibilidades laborales de los jóvenes antes y durante la crisis.
Concluye que en países como Italia o en España "pertenecer a una familia 'bien' sigue siendo una tarjeta de visita para encontrar un buen empleo independientemente de la formación recibida". "Entre dos personas con la misma formación pero descendientes de familias distintas a nivel social, tendrá más posibilidades de encontrar un buen empleo aquella que pertenezca a una familia con posibles", asegura.
En concreto, se centra en analizar si las probabilidades de empleo, el nivel salarial y el tipo de contrato que obtienen los individuos entre 25 y 55 años de los diferentes países está relacionado con la variable que resume el origen familiar: ocupación de los padres, educación de los padres, número de hijos dependientes en el hogar y situación económica del hogar cuando el individuo a analizar tenía 14 años.
"Comparamos España, Reino Unido, Polonia, Italia y Holanda y la conclusión es que, sobre todo en España y en Italia, hay una relación directa entre los que tienen peor origen familiar y el salario que obtienen en su trabajo. Eso sí, la diferencia entre el año 2005 y 2011 tampoco es significativa', señala la profesora del departamento de Economía de la UAH.
No en todos los casos es igual. En Holanda, el origen social determina menos la posibilidad de encontrar un buen trabajo con un salario alto, pero "hay algunos países, como España, donde el origen social baja tus posibilidades de tener un mejor salario, al margen de la formación académica que tenga el sujeto", conforme explica Cantó.
Por otra parte, la profesora de la UAH también advierte que, si bien "es pronto" para asegurarlo con datos empíricos, "existen indicios de que, vista la relación entre la desigualdad social y la transmisión intergeneracional de oportunidades, en España se está produciendo un estancamiento o incluso un descenso en la igualdad de oportunidades" con la crisis económica.