Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La familia de Antonio Ledezma denuncia que el Gobierno le ha trasladado a Ramo Verde

El ex alcalde de Caracas Antonio Ledezma ha sido trasladado otra vez a la cárcel militar de Ramo Verde, después de pasar más de dos años bajo arresto domiciliario, según ha denunciado este martes su mujer, Mitzy Capriles, que ha atribuido esta acción del Gobierno de Nicolás Maduro al "fracaso" de las elecciones a la Asamblea Constituyente celebradas el pasado domingo.

"Ya tenemos conocimiento de que Antonio está en la cárcel militar de Ramo Verde", ha anunciado Capriles en una rueda de prensa desde Madrid. "Oficialmente no lo sabemos", ha matizado, si bien ha augurado que, dado que Maduro hará hoy "una larga cadena" --discurso de obligada transmisión por radio y televisión--, lo anunciará desde allí "entre risas y bailes".
Capriles ha contado que agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) han sacado "abruptamente" de su casa caraqueña a Ledezma en la madrugada del lunes al martes. Una de sus hijas, que se encontraba con él en la vivienda, ha grabado un vídeo de este momento en el que se puede ver cómo los uniformados se lo llevan en pijama sin dar explicaciones.
La activista venezolana ha revelado que Ledezma fue apresado "pocos minutos después" de que grabara un vídeo en el que llama a "mantener la lucha" en las calles para acabar con la "dictadura" de Maduro. "Ahora es cuando hay pueblo, ahora es cuando hay valor, ahora es cuando hay coraje. No nos van a poner de rodillas", afirma en la grabación difundida a través de YouTube.
La mujer de Ledezma ha apuntado que el también líder opositor Leopoldo López, que ha sido detenido en circunstancias similares, habría sido trasladado igualmente a Ramo Verde, pero ha rehusado confirmarlo. López estaba bajo arresto domiciliario desde julio, después de pasar más de tres años en esta cárcel militar para cumplir una condena de casi 14 por incitar a la violencia durante las revueltas opositoras de 2014.
Interrogada sobre si los miembros del SEBIN tenían una orden de arresto, Capriles ha lamentado que "no la necesitan para hacer lo que les dé la gana". En este sentido, ha recordado que Ledezma, apresado en 2015, sigue pendiente de ser juzgado por, supuestamente, planear un atentado en Caracas, un delito por el que podría ser condenado a más de 26 años de prisión.
"Tenemos una profunda angustia" porque ni la familia ni los abogados han podido ver a Ledezma, ha dicho Capriles. "Sabemos a la perfección las torturas psicológicas y físicas a los que les someten en Ramo Verde", a pesar de que el 'chavismo' la describe como "el paraíso", ha reprochado. A este respecto a recordado que a López, durante sus últimos días encarcelado, "le alteraron la comida" y "lo pasó muy mal".
Capriles no ha dudado en atribuir la detención de su marido y López a la Asamblea Constituyente. La opositora venezolana ha asegurado que los comicios del 30 de julio fueron un "fracaso" porque solamente participaron dos millones de personas, de acuerdo con las cifras que maneja la Mesa de Unidad Democrática (MUD), frente a los ocho millones que defiende el Gobierno de Maduro.
AYUDA INTERNACIONAL
En este contexto, ha reclamado la ayuda de la comunidad internacional para mantener la atención sobre "la tragedia" en la nación caribeña. "Hoy mas que nunca necesitamos que esa mano que nos han tendido muchas veces se cierre para definitivamente desde fuera ser el acicate que le va a servir a Venezuela para poder recuperar la democracia", ha aseverado.
En el caso de España, la esposa del ex edil capitalino ha valorado que el Gobierno de Mariano Rajoy haya anunciado que no reconocerá a la Asamblea Constituyente, aunque ha pedido acciones más contundentes contra el régimen 'chavista'. "También es importante la vía de cerrar las puertas desde el punto de vista de los negocios que se puedan estar haciendo con España", ha propuesto.
Capriles ha querido dar las "gracias infinitas" al Gobierno español, "que siempre está pendiente de Venezuela", así como a los ex presidentes Felipe González y José María Aznar, alineados los dos con la MUD. En cambio, ha criticado la actuación de José Luis Rodríguez Zapatero como mediador en el último diálogo entre "Maduro y su séquito" y la MUD debido a su "abierta parcialidad". "Era obvio que estaba del lado del dictador", ha reprochado.
Además, se ha dirigido a la UE para que "se pronuncie de forma más abierta" y, en concreto, ha instado a la canciller alemana, Angela Merkel, a que interceda por los más de 500 "presos políticos" que, según ha sostenido, hay ahora en Venezuela. "El oxígeno un segundo después de que nos hemos muerto no nos es útil para nada. Y por eso le imploramos en este caso a la señora Merkel que interponga sus buenos oficios", ha dicho en una entrevista con Deutsche Welle.