Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expulsada una alumna de un instituto inglés por ir sin sujetador a clase

Expulsada una alumna de un instituto inglés por ir sin sujetador a claseGoogle Maps

Una de las alumnas de la escuela Hillview, en Inglaterra, fue expulsada de las clases ya que según la directora del centro, vestía de forma “inadecuada”. Una de las madres de otra alumna dijo a la joven que la forma en la que vestía podría “distraer a los profesores varones”.

Según cuenta el medio inglés Mirror, la alumna de la escuela inglesa decidió vestir una camiseta en la que se percibía de forma más explícita el pecho de la joven. La dirección de centro decidió ceñirse a su código de vestimenta y decidió enviar a la adolescente a casa.
Según explica Hilary Burkett, directora de la escuela solo para chicas, a las alumnas se les permite llevar su propia vestimenta, pero “la orientación (de la ropa) debería ser inteligente o de tipo empresarial". La escuela cuenta con unos 1.170 alumnas de entre 11 y 18 años.
La madre de otra alumna, quien pidió no ser identificada, dijo a la joven que ir sin sujetador podría “distraer a los profesores barones”.
Otra situación parecida se vivió en la escuela femenina Simon Langton en Canterbury, de alumnas de 17 y 18 años de edad cuando la dirección prohibió a las estudiantes enseñar los hombros.
Sus alumnas no se han quedado de brazos cruzados y han empezado a reunir firmas reclamando su libertad a la hora de vestir. Más de 130 personas han firmado ya la petición lanzada por Maddi Lane, una de las alumnas del centro que explica que “esta norma promueve la sexualización perturbadora de los cuerpos de la jóvenes, la mayoría de las cuales son menores de edad”.
"Es nuestro trabajo cambiar las normas opresivas y degradantes que las mujeres se ven obligadas a acatar, o nada va a cambiar en el futuro”, sentencia la joven.