Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se le incendia la pierna al explotarle un cigarrillo electrónico

Para Josh Hamilton fueron unos segundos de pánico pero para los testigos que vieron cómo le ardían los pantalones, unos segundos de incredulidad.

Por fortuna, el dependiente de la gasolinera reaccionó y fue a buscar un extintor. Siguió a la víctima hasta la calle y apagó el fuego. El damnificado se recupera de una fuerte quemadura en el muslo de su pierna derecha.

Los medios estadounidenses alertan de que no es el primer accidente provocado por las baterías que llevan en su interior los cigarrillos electrónicos. En el más grave, un joven estuvo tres días en coma inducido tras explotarle uno en la boca.