Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El exdirector y el exjefe de estudios del Valdeluz niegan conocer los presuntos abusos

Eustaquio Iglesias, director del colegio ValdeluzEFE

El exdirector del colegio Valdeluz y el anterior jefe de estudios han negado ante el juez Hermenegildo Barreda que tuvieran conocimiento de los presuntos abusos a los que sometía el profesor Andrés D. D., ahora en prisión, a varias alumnas del centro escolar madrileño.

Así lo han señalado fuentes jurídicas a la salida de la declaración de ambos que se ha prolongado durante escasos 20 minutos. A los dos se les acusa de un delito de omisión del deber de perseguir delitos que se habría cometido en 2007 al tener conocimiento de una denuncia de unas de las menores. En cualquier caso, esta infracción penal estaría prescrita.
El abogado Ramón Muñoz, que defiende al profesor acusado, ha denunciado que la Policía ha incurrido en "irregularidades" con motivo de la detención del exdirector y jefe de estudios, ya que en un primer momento fueron citados en la Policía como testigos cuando tenían indicios de un delito de omisión del deber de perseguir delitos.
En concreto, ambos fueron detenidos el pasado febrero por no informar sobre los abusos que cometía presuntamente el profesor de Filosofía y Música Andrés D.D., en prisión preventiva desde hace unas semanas por siete delitos de abusos a menores.
DEFIENDEN QUE NO SABÍAN NADA
El abogado de los imputados, Jesús Mandri, ha señalado desde el inicio de la instrucción que sus clientes desconocían lo que se estaba produciendo en el colegio. Y de saberlo, habría prescrito.
Varias exalumnas del centro escolar han venido confirmando ante el magistrado que no comentaron los abusos que sufría a ningún docente. En algunos de los casos, sí lo informaron a sus padres.