Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Portugal, Andalucía y Castilla y León se suman a la extinción en Sierra de Gata

El Plan Territorial de Protección Civil de Extremadura ha ordenado el realojo de los vecinos de Acebo y Perales del Puerto tras "una mejora en el entorno" de dichas localidades, tras haber pasado dos días evacuados de forma preventiva ante el riesgo provocado por los incendios que afectan a la comarca cacereña de Sierra de Gata. Hasta la zona ya se han desplazado medios de Portugal, Castilla León y Andalucía, que se suman así a los efectivos que llevan dos días intentando apagar las llamas.

Sin embargo, los aproximadamente mil habitantes de Hoyos aún permanecerán fuera de sus casas, en los espacios habilitados en Moraleja, tras ser desalojados la pasada madrugada ante la cercanía de las llamas y el denso humo, a la espera de una mejora en las condiciones de seguridad.
Asimismo, no se ha ordenado, por el momento, la evacuación de ninguna otra localidad, si bien cabe destacar que en las últimas horas la dirección del viento amenazaba con acercar las llamas a otros municipios.
El regreso de los vecinos de Acebo y Perales del Puerto se ha iniciado la tarde de este sábado en autobuses fletados por la Junta de Extremadura, y asimismo han contado con el apoyo psicológico de los miembros de Cruz Roja Extremadura.
549 EFECTIVOS EN LA ZONA
Durante la tarde de este sábado se han incorporado a dichas labores de extinción nuevos retenes y autobombas procedentes de Castilla-La Mancha, que se suman a los efectivos del Plan Infoex de lucha contra incendios, así como los desplazados hasta la zona desde otras comunidades autónomas y Portugal, así como por la Unidad Militar de Emergencias y el Ministerio de Medio Ambiente.
En concreto, este sábado se incorporaron a las labores de extinción tres efectivos terrestres y aéreos de la Junta de Andalucía y otros tantos de la Junta de Castilla y León. También se sumaron medios de Protección Civil procedentes de la localidad portuguesa de Castelo-Branco.
Estas nuevas unidades se añaden a los 23 retenes del Plan INFOEX, varios equipos de la Brigada de Incendios Forestales (BRIF), y distintos medios aportados por las dos diputaciones provinciales extremeñas.
Por su parte, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) ha desplegado un amplio dispositivo de medios aéreos de gran capacidad, y medios terrestres para apoyar a la Comunidad Autónoma de Extremadura en las tareas de extinción del incendio forestal declarado en la localidad de Acebo en Cáceres.
En concreto, trabajan en la zona 6 aviones anfibios con capacidad de descarga de 5.500 litros procedentes de las bases de Matacán en Salamanca, los Llanos en Albacete, Talavera la Real en Badajoz, Málaga y Torrejón en Madrid.
También se han enviado 3 helicópteros Kamov de las bases de Plasencia en Cáceres, de Plasencia del Monte en Huesca y de Villares de Jadraque en Guadalajara y 6 helicópteros de transporte con helibaldes de 1.500 litros de capacidad.
Para colaborar en los trabajos de extinción desde tierra el Ministerio ha desplazado también a la zona cuatro Brigadas de Refuerzo para la lucha contra incendios forestales procedentes de las bases de Pinofranqueado en Cáceres, la Iglesuela en Toledo, Puerto del Pico en Ávila y de Laza en Ourense.
Para apoyar a la dirección de extinción del incendio en la lucha contra las llamas, el Ministerio ha enviado igualmente una unidad móvil de meteorología y transmisiones de Cáceres y 1 avión de Comunicaciones y observación de Matacán que envía imágenes aéreas del incendio a tiempo real.
La Unidad Militar de Emergencia, por su parte, ha desplegado en la zona 282 militares, 82 vehículos y 6 Canadair.
NO PODRÁN BEBER AGUA
Los vecinos de Acebo y Perales del Puerto, por tanto, irán regresando a lo largo de la tarde a sus casas, donde podrán comprobar la situación de sus pertenencias, si bien hay que destacar que el fuego, según fuentes oficiales, no ha afectado por el momento a viviendas, aunque el denso humo ha inundado sus calles durante los días que lleva activado el fuego.
No obstante, y según informa el Ayuntamiento de Moraleja, los vecinos realojados no podrán beber agua del grifo, aunque sí podrán usarla para su higiene personal. Asimismo, indica que los efectivos de Cruz Roja y voluntarios están preparando bolsas de comida para que estén abastecidos cuando lleguen a sus casas, y puedan recuperar la normalidad lo antes posible.