Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un estudio en ratas demuestra que la melatonina protege el intestino delgado de los efectos de la radioterapia

Un equipo internacional de científicos, liderado por la Universidad de Granada (UGR), ha demostrado que la melatonina, una hormona natural que produce nuestro organismo, y que supone el antioxidante endógeno más potente que se conoce, puede proteger el intestino delgado del tratamiento de radiación oral en ratas.
En la actualidad, las dosis de radioterapia que se administran a pacientes con cáncer provocan toxicidad intestinal, una condición debilitante que involucra graves úlceras. Sin embargo, no existe ningún tratamiento efectivo para este efecto secundario, según detalla en un comunicado la UGR.
En este estudio, publicado en la prestigiosa revista Plos One, los investigadores, liderados por la catedrática de Fisiología de la UGR Germaine Escames, han descubierto que administrar melatonina de manera oral, en formato de gel, puede proteger el intestino delgado en ratas sometidas a radioterapia de la lengua.
Este trabajo es la continuación de otro anterior que ya sugería que la melatonina podría proteger el intestino de la radioterapia. En esta ocasión, los investigadores irradiaron con radioterapia las lenguas de las ratas diariamente durante cinco días. Posteriormente, las trataron con melatonina (gel oral) durante 21 días después de la radiación, y luego evaluaron los cambios en su intestino delgado.
Los investigadores descubrieron así que la melatonina ayudó a proteger el intestino delgado de las ratas tras la radioterapia, protegiendo las mitocondrias y reduciendo la inflamación. Los mediadores inflamatorios aumentan la muerte celular intestinal y la melatonina reduce la muerte celular, facilitando así la recuperación intestinal.