Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los niños que toman una dieta rica en grasa se convierten en adictos a la comida basura

Los niños que tienen una dieta rica en grasa se convierten en adictos a la comida basuratelecinco.es

Investigadores franceses han asegurado que una dieta rica en grasa en los niños los convierte en adictos para toda la vida a la comida basura.

Los científicos han demostrado que una dieta alta en grasas puede alterar literalmente el cerebro de un niño. Con un estudio basado en ratas, los investigadores han encontrado que aquellos roedores que fueron criados con una dieta basada en alimentos procesados experimentaron un mayor placer al comer comida basura cuando han sido adultos, tal y como explica Daily Mail.
En consecuencia, estas ratas, en comparación con las que han tenido una alimentación más sana, han crecido anhelando la cocina con grasa cuando se sentían bajos de ánimo. Una sensación muy similar a un adicto a las drogas.
Los investigadores han asegurado que todo se debe a la manera en la que los alimentaos grasos refuerzan los lazos que unen la comida basura con nuestro cerebro, provocando entonces una intensa oleada de dopamina con cada bocado. Además, han explicado que el hallazgo sería igual en los humanos.
El estudio, publicado en la revista eNeuro, se ha centrado en la manera en que las dietas altas en grasas impulsan el comportamiento de búsqueda de recompensas. Para ello, el Dr. Guillaume Ferreira de la Universidad de Burdeos (Francia) dirigió un equipo que ha estudiado la dopamina en el cerebro de las ratas macho.
La dopamina es un neurotransmisor que desempeña un papel importante en la sensibilización, ya que cuando se les da recompensas repetidas (ya sea drogas, alimentos u otros estimulantes) estas causan un aumento en la respuesta. En el estudio, el Dr. Ferreira alimentó con una dieta alta en grasa a un grupo de ratas durante tres meses, desde el destete hasta la edad adulta. Llegando finalmente a la conclusión de que este hecho afectaba a su vida adulta.