Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El estrés térmico afecta a los trabajadores en los juzgados de Móstoles

Llegamos a los juzgados de mostoles, equipados con un termómetro homologado por el ministerios de trabajo para medir la temperatura ambiente. En el despacho de la jueza decana a las once de la mañana hay 26'2 grados. Llevan años con el aire acondicionado estropeado. En el juzgado de instrucción Número 2, que cerró el pasado jueves porque sus trabajadores sufrieron el llamado estrés térmico, su temperatura corporal superó los 37 grados. Hoy tienen aires portatiles, cartones en los cristales, ventiladores individuales, pero a las 11.30 de la mañana el termómetro ya marca 27,4. Es nuestra ultima medición a las dos en el juzgado numero 2, ya están en 32 grados. El instituto nacional de seguridad e higiene del trabajo alerta que trabajar en estas condiciones puede provocar daños irreparables en la salud.