Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las estatinas pueden resultar beneficiosas frente a la cirrosis asociada a la hepatitis B o C

Investigadores del Hospital General de Veteranos de Taipei (Taiwán) han descubierto que el tratamiento con estatinas para reducir el colesterol puede resultar beneficioso para los pacientes con cirrosis en el hígado ocasionada por los virus de la hepatitis B o C.
Según explican los autores de este trabajo que publica la revista 'Hepatology', cuando el hígado no puede compensar la sobrecarga funcional resultante de la enfermedad se produce una situación llamada descompensación, lo que reduce significativamente la tasa de supervivencia de los pacientes con cirrosis ya que hay muy pocos fármacos eficaces en estos casos.
Sin embargo, tras evaluar los datos de unos 1.350 pacientes con cirrosis beneficiarios del Sistema Nacional de Salud de Taiwán entre los años 2000 y 2013 han visto que el uso de estatinas puede reducir el riesgo de descompensación en función de la dosis utilizada.
"El estudio demuestra un resultado favorable que debe ser confirmado por futuros estudios prospectivos y de gran escala", ha reconocido Ching-Liang Lu, principal autor del estudio.
Además, ha propuesto que esas futuras investigaciones también estudien si el efecto favorable del uso de estatinas también se puede extender a la cirrosis provocada por otras causas, como el consumo de alcohol.