Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las estatinas pueden servir también para reducir el riesgo de tromboembolismo venoso

Investigadores de la Universidad de Leicester (Reino Unido) han descubierto que las estatinas utilizadas para reducir los niveles de colesterol y el riesgo de infarto también pueden servir para prevenir el tromboembolismo venoso en pulmones y extremidades.
En concreto, tras un análisis de 36 estudios con más de 3,2 millones de pacientes que publican en la revista 'The Lancet Hematology' han visto que el riesgo de formación de coágulos venosos puede reducirse entre un 15 y 25 por ciento.
"Hemos recopilado un amplio cuerpo de evidencia sobre el beneficio clínico de las estatinas en la aparición de este trastorno", ha destacado Kamlesh Khunti, autor del estudio, lo que podría abrir la puerta a nuevas estrategias terapéuticas y a un uso más amplio de estos fármacos.
De hecho, el análisis muestra unos resultados prometedores "más allá de sus efectos conocidos para la reducción de lípidos y puede apoyar un verdadero efecto protector", ha añadido Setor Kunutsor, de la Universidad de Bristol, que también ha participado en este trabajo.