Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos estaciones de la AEMET vigilan la criosfera en un programa global de la OMM para observar el hielo del planeta

Las estaciones meteorológicas de la AEMET de Juan Carlos I en la Antartica y el centro de experimentación de Formigal-Sarrios (Huesca) participan en el programa de Vigilancia de la Criosfera Global (VGG) de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), que estudia los cambios en la capa de hielo del planeta.
Con este programa se proporcionarán datos sobre el estado de las aguas en estado sólido como los hielos marinos, la capa de nieve o los glaciares. El estudio, en el que participan expertos de la agencia meteorológica española, analiza los datos de todas las regiones en las que el agua se encuentra en estado sólido, como los hielos marinos, los hielos lacustres, los hielos fluviales, la capa de nieve, los glaciares o los mantos de hielo.
Este jueves, la OMM ha aprobado las estaciones que formarán parte de la red de observación CryoNet así como las estaciones colaboradoras. La
Dentro de las actividades polares y de alta montaña de la Organización Meteorológica Mundial, la VCG se integrará, junto con otros trabajos que se realizan en dichas regiones, en el marco del Sistema Mundial Integrado de Sistemas de Observación de la OMM (WIGOS) y del Sistema de Información de la OMM (SIO).
Además de las dos estaciones observadoras, formarán parte como estaciones colaboradoras las estaciones del Pirineo ubicadas en los refugios de montaña Goriz, Cap de Llauset, Angel Orús, Bachimaña y Renclusa, caracterizadas por su altitud, a más de 2.000 metros de altura, así como por la continuidad de sus datos.