Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esquí imposible en Alaska

Este es el momento en el que un esquiador vuela por una grieta vertical en una montaña de Alaska. Cody Townsend, de 31 años, de California, llegó a las montañas Tordrillo, a 75 kilómetros al noroeste de Anchorage para desafiar a la muerte descendiendo por un estrecho desfiladero entre rocosas y afiladas paredes de piedra. Tardó 30 segundos en realizar el recorrido y salir vivo de la experiencia. Townsend fue homenajeado el sábado en los 2014 Powder Awards en Salt Lake City por lo que se considera "el descenso más difícil del año".