Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La mujer de uno de los espeleólogos desaparecidos pide ayuda al Gobierno español

La mujer de uno de los tres andaluces perdidos en Marruecos desde hace días, Julia Ordóñez, ha solicitado ayuda al Gobierno de España para encontrar a su marido y a los dos acompañantes que han desaparecido junto con él.

En declaraciones a Europa Press, Julia Ordóñez ha especificado que se hallan perdidos desde el pasado domingo su marido, José Antonio Martínez, y Juan Bolívar -ambos naturales de Granada-; así como Gustavo Virues, de Cádiz.
Según ha explicado también a Canal Sur Radio, los tres se hallan desaparecidos por la zona sur de Marruecos, y "el tiempo es oro" para que puedan ser encontrados. "Necesitamos como sea movilizar al Gobierno para que se desplace hasta el lugar un servicio de emergencias", ha pedido Julia. "No dudamos del trabajo que realizan desde Marruecos y se lo agradecemos, pero pedimos al Gobierno de España que se desplace y actúe también en la búsqueda", ha agregado.
"Pedimos ayuda, hacemos una llamada de socorro para poderlos encontrar", ha subrayado Julia Ordóñez, que indica que los tres desaparecidos viajaban con un grupo de espeleología y montañismo por afición, y que tenían "conocimientos sobre cómo actuar". "Era un viaje de ocio, llevaban dos meses preparándolo", ha apuntado.
De esta forma ha explicado a Europa Press que llegaron a Túnez desde España, y que se separaron en pequeños grupos para llegar a su destino. Fue uno de estos grupos el que avisó de que el conformado por los tres desaparecidos no había llegado a su destino.
"CONTACTO CONSTANTE" CON LA GENDARMERÍA MARROQUÍ
Por su parte, fuentes diplomáticas han confirmado a Europa Press que tanto el Consulado español en Casablanca como la Embajada en Rabat están en contacto constante con la Gendarmería marroquí. Según las fuentes, la Gendarmería trabaja con todos los medios a su alcance y ha desplazado helicópteros a la zona, por ser "de difícil acceso y contar con numerosas cuevas, en las que podrían estar los desaparecidos".
Los tres andaluces formaban parte de un grupo de nueve que se dirigía de viaje al sur de Marruecos --entre Marrakech y Uarzazate--, en una zona montañosa de muchas cuevas. El grupo se separó temporalmente y, como no volvieron a encontrarse, el jefe de la expedición alertó al Consulado español y la Gendarmería marroquí en Casablanca.