Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La crisis económica afecta la vida sexual de los españoles

SexoEfe

Uno de cada tres españoles afirma que la situación económica afecta a su vida sexual, según se desprende del Estudio Europeo sobre Satisfacción Sexual 2012, realizado por Pfizer a través de un cuestionario 'on line'.  La preocupación por no tener trabajo o por perderlo, la falta de dinero y otros asuntos relacionados con la crisis influye en la calidad y la frecuencia de las relaciones sexuales de las parejas españolas.

"Las estadísticas confirman lo que sabemos los sexólogos clínicos: que cuando una persona tiene problemas o conflictos internos y externos como por ejemplo, 'el no tener ingresos', 'estar en paro o pensar que me pueden despedir de mi trabajo', repercute sin duda en su deseo y en su estado de ánimo, disminuyendo la frecuencia y la calidad de las relaciones sexuales", ha explicado el presidente de Sexólogos Sin Fronteras, el doctor Vicente Bataller.

Dicho esto, ha mencionado un estudio que revelaba que, debido a la crisis económicas, 4 de cada 10 parejas españolas tienen problemas añadidos en este campo.

Además, los datos obtenidos del nuevo estudio sugieren que la vida sexual de las personas pertenecientes a los países económicamente más inestables se ve más afectada.

Así, el 21 por ciento de los participantes italianos dice que la situación económica ha repercutido en su deseo sexual o capacidad de llevar una vida sexual satisfactoria, frente al 11 por ciento de la población sueca y al 9 por ciento de las personas de Alemania y Reino Unido.

Pese a ello, los españoles mantienen relaciones sexuales cerca de dos veces por semana (1,7), con un promedio de duración por cada relación sexual de 20 minutos, una cifra ligeramente superior a la media europea, que se sitúa en 1,6 veces por semana.

Aunque los resultados del nuevo estudio ponen de manifiesto que la gran mayoría de los españoles quiere que el tiempo dedicado a las relaciones sexuales sea lo más satisfactorio posible.

Así, el 96 por ciento de los encuestados considera importante la satisfacción sexual y la buena calidad de las relaciones sexuales y a un 82 por ciento les gustaría mejorar su vida sexual.

AUMENTAN LOS PROBLEMAS DE ERECCIÓN

Por otro lado, el estudio revela que el 68 por ciento de los españoles reconoce que le gustaría tener erecciones más duras, un porcentaje superior al promedio europeo (47%).

Con todo, el 87 por ciento de los europeos considera este hecho como un factor importante para una vida sexual satisfactoria.

Para lograrlo, Bataller explica que el encuentro sexual no debe plantearse como un 'examen' o una 'prueba a superar'. "La ansiedad y el estrés ante la ejecución sexual son malos compañeros de viaje para una erección satisfactoria en todos los varones, independientemente de su edad", ha dicho.

De hecho, la cifra de hombres de entre 30 y 40 años que ya plantean el problema de la erección ha aumentado, tal y como se ha dicho en el pasado Congreso Nacional de Urología, donde se puso de manifiesto un descenso de la edad media de los pacientes que presentan problemas de erección.