Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llegan a España los dos turistas que fueron secuestrados en Colombia

María Concepción y Ángel se besan en el aeropuerto de BarajasEFE

Los dos turistas españoles que fueron secuestrados en Colombia han llegado a España pasadas las 10.30 horas, al Aeropuerto de Madrid-Barajas donde han sido recibidos por el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y donde han podido abrazarse con sus familiares en el interior de la Terminal 4 del aeropuerto. Ángel y María Concepción han contado a la prensa que estaban convencidos de que sus captores les iban a matar y han denunciado maltrato físico y psicológico.

Concepción Marlaska y Ángel Sánchez han posado ante los medios de comunicación abrazados y sonrientes, después de conversar durante unos segundos con el 'número dos' de Interior y el responsable de la Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía, el comisario Losada, a los que han mostrado su agradecimiento.
Ella, con pantalón y chaqueta morada, y él, con la camiseta de la Selección Española de Fútbol, se han besado ante las cámaras de los medios de comunicación y se han mostrado sonrientes en todo momento. "Aún no estamos casados", ha bromeado Sánchez, después de que los periodistas pidiesen otro beso a la pareja.
Posteriormente, se han introducido dentro de la Terminal 4 del Aeropuerto de Barajas, donde esperaban sus familiares. A continuación, ofrecerán una rueda de prensa en el mismo aeropuerto al que han llegado en un vuelo comercial de Iberia.
"Estábamos convencidos de que nos iban a matar"
Un día después de haber sido liberados por la Policía cerca de la ciudad de Maicao, en el noroeste de Colombia, María Concepción Marlaska y Ángel Fernández Sánchez han contado este domingo su historia a los periodistas.
La pareja fue secuestrada el pasado 17 de mayo cuando iba en un vehículo de alquiler hacia el Cabo de la Vela, un lugar turístico ubicado en el norte de Colombia. Marlaska y Fernández fueron detenidos por un grupo armado que en un principio pretendía atracarles, pero que al advertir su acento decidió secuestrarles.
"El primer día fue muy, muy traumático, (...) estábamos convencidos de que nos iban a matar", ha dicho Fernández, de 49 años. "Nos dijeron que nos metiéramos en el coche, que era un atraco (...) y yo me negué", ha añadido Marlaska, de 43 años. "Entonces me golpearon en la cabeza (...), nos metieron en el coche, nos apretaron para abajo y nos llevaron, ya no sabemos ni dónde, ni cuánto tiempo", ha indicado.
Perdiendo la noción del tiempo
El grupo de delincuentes comunes exigía 500.000 euros como rescate por los ciudadanos españoles. Parte del dinero fue cobrado por un empresario español y otro de origen sirio capturados por la Policía española, en un operativo que ha permitido localizar a Marlaska y Fernández.
Durante el cautiverio los extranjeros han dormido en hamacas en caseríos habitados por indígenas y se han alimentado con comida típica de la región como carne de chivo.
"Perdimos la noción del tiempo, perdimos la noción de dónde estábamos", ha explicado Fernández, quien ha recordado las amenazas que recibía y ha celebrado estar libre y no encadenado "como un perro".
Después de la dura experiencia del secuestro Fernández le ha propuesto matrimonio a Marlaska, que ha aceptado con un contundente 'sí'.