Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El 25% de los españoles sufre irritabilidad cuando existe exceso de ruido, según un estudio

El ruido puede ser un problema para la salud, tanto que el 25 por ciento de los españoles sufre irritabilidad cuando existe exceso de este, por delante de estrés (24%), falta de concentración (20%), insomnio (16%), fatiga (8%) y vértigos y tinnitus (2%), según se desprende de un estudio que ha elaborado Oi2 Centros Auditivos, con motivo del Día Internacional contra el Ruido, celebrado este miércoles 26 de abril.
Así, el tráfico y la circulación de vehículos es el ruido más molesto que sufren la población en su lugar de residencia, por delante de los provocados por las maquinarias de obras públicas, los servicios de ambulancia y policía, y los generados por bares, pubs o discotecas. Sin embargo, cuando llega la hora de dormir, el volumen alto de los vecinos (36%) y los alborotos en la calle (32%) son los ruidos que menos aguantan a la hora de dormir.
En cuanto al entorno laboral, el exceso de gente es el principal ruido molesto para los encuestados, por delante del sonido del teléfono (21%), las maquinarias de obras públicas (20%) o las conversaciones entre compañeros (18%).
En este sentido, para la mitad de los españoles el exceso de ruido en el trabajo (29%) y la presión del jefe (22%) son los aspectos que más estrés les producen en el ambiente laboral. Si estos ruidos disminuyesen, hasta el 54 por ciento de estos afirma que les permitiría aumentar la concentración, mientras que un 21 por ciento confiesa que se reduciría su estrés.
MEDIDAS PARA REDUCIR EL RUIDO
En el estudio también han preguntado por las diferentes medidas que toma cada español para reducir la contaminación acústica, reflejando que evitar poner la música o la televisión a un volumen alto (39%) es la principal restricción.
No pasar la aspiradora o poner el lavavajillas y lavadora fuera del horario diurno (23%), moderar el uso de la bocina del coche (19%) o evitar usar vehículos a no ser que sea imprescindible (11%) son otras de las medidas. Sin embargo, un 8% de españoles afirma no hacer nada para reducir la contaminación acústica.