Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Encierros festivos... y sangrientos

Desde que comenzó el verano al menos 8 personas han muerto en este tipo de festejos. El último en la localidad navarra de Lerín. No parece estas muertes disuadan a los aficionados de seguir poniéndose delante de los astados. Quien no quiera polvo, nos dicen, que no vaya a la era.

Susto o muerte podría ser el titular de los festejos taurinos de este verano. Esta cogida, de este domingo en Faura, Valencia, se quedó en susto. A quienes lo vieron de cerca aún les tiembla la voz. Pero a los que salen a las calles a correr ni las imágenes ni las cifras de muertos les dan miedo.

Las fiestas, muchas de ellas ancestrales, siguen celebrándose. Este lunes ha tenido lugar otra, en Xiva, Valencia, Atado a una cuerda de 35 metros el toro ha corrido tras los mozos.