Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Polémico despido: echan a una mujer embarazada por ser una "vergüenza"

Una empresa cristiana despide a una mujer embarazada por ser una "vergüenza"Reddit

Una empresa que asegura defender los "valores del cristianismo" ha despedido a una mujer por estar embarazada sin estar casada, algo que consideran una "vergüenza". La mujer decidió compartir en la red la carta que la empresa le envió y ya se ha convertido en un objeto de debate. En la carta, la empresa dice que "su situación de embarazada sin casarse va contra nuestros valores", algo que califican de actitud vergonzosa que conlleva el despido.

Una mujer embarazada ha decidido compartir a través de la web reddit la carta de despido de la compañía en la que trabajaba, y en la que le explican que el hecho de que vaya a ser madre sin estar casada es una "vergüenza" para la empresa, y eso provoca que la tengan que despedir, tal y como recoge el tabloide británico Mirror.
En la carta no se puede observar el nombre de la compañía pero sí que fue mandada el pasado 22 de julio. "Como sabes, somos una empresa cristiana que mantiene los valores tradicionales del matrimonio y las relaciones familiares del cristianismo", comienza la carta de despido que entregaron a la mujer.
"Tu actual situación de estar embarazada pero no casada va en contra de nuestros valores de compañía cristiana y contra los valores que tratamos de inculcar a nuestros hijos, a los jóvenes y a las familias para las que trabajamos (...). Esto avergüenza a nuestra agencia. Embarazar a la compañía está considerada como una falta grave que conlleva el despido", dice el texto.
La compañía acaba por darle las gracias por el servicio a la mujer y para los futuros trabajos que encuentre. Esta carta ha provocado un intenso debate en las redes sociales en el que se cuestiona la 'cristiandad' de la compañía al despedir a la mujer por estar embarazada y no tener marido.