Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un empresa cántabra crea un dispositivo para hacer electrocardiogramas con el móvil o un i-watch

La empresa cántabra Semicrol ha creado un dispositivo para hacer electrocardiogramas con el teléfono móvil o un i-watch o reloj inteligente.
De esta forma, la compañía opta por diversificar su línea de negocio y dar un paso más en el ámbito de las nuevas tecnologías vinculadas al sector salud y la investigación médica.
Para ello, Semicrol ha constituido, junto a otros socios, Alive Health Systems; una nueva empresa con sede en Valencia cuyo principal cometido es la comercialización y distribución de nuevas tecnologías, wearables y sensores para el sector salud, para "consolidarse en el campo de la innovación sanitaria".
El primer partner de la nueva marca liderada por Semicrol será Alivecor; una firma tecnológica, con sede en San Francisco, dedicada principalmente a la fabricación de KARDIA MOBILE ECG. Se trata de una solución personal para efectuar electrocardiogramas, clínicamente probaba, y que permite a los propios pacientes capturar sus datos médicos de forma instantánea a través de tablets, de smartphones o del Apple Watch. En virtud del acuerdo firmado entre las dos marcas, Alive Health System será la responsable de distribuir los productos de Alivecor en España.
Después de realizar un estudio de mercado, Semicrol constató la tendencia que habla de un cambio "drástico" a medio plazo en la prestación de servicios de salud hacia el seguimiento y monitorización remota de los pacientes. La práctica clínica y la investigación en salud evolucionan hacia el uso continuado de las tecnologías pegadas al paciente y el concepto del 'Paciente Digital'.
De este modo, se garantiza la captura y monitorización continua de datos. Un factor determinante en el estudio de patologías como las arritmias cardiacas ya que éstas resultan imprevisibles y, a menudo, son difíciles de detectar. La utilización de KARDIA hace que sea "más fácil que nunca" para los pacientes y los médicos trabajar juntos hacia la mejora de la salud cardiaca.
Vicente Alciturri, socio director de Semicrol y Business Manager de Alive Health Systems, considera que este proyecto permite "estar en primera línea de la innovación en tecnología médica en España".
Por su parte, Michael Morgan-Curran, representante de Alivecor cree que la alianza con Alive Health Systems supone "un importante paso para nosotros, que nos va a permitir avanzar en España". Los dos socios consideran fundamental "el empoderamiento de los pacientes para que ellos puedan tomar el control de su salud". "Este tipo de herramientas innovadoras podrá salvar vidas y reducir los costes del sistema sanitario", concluyó Morgan-Curran
Una vez constituida la empresa, el objetivo a medio plazo pasa por importar más tecnologías de este tipo, avaladas por un buen funcionamiento en Estados Unidos, y comercializarlas en España.
Alive Health Systems también aspira a introducirse en el mercado latinoamericano aprovechando la experiencia en España y el uso de un idioma común. Así por ejemplo Semicrol tiene oficina ya en México y Colombia, y cuenta con delegación comercial en Venezuela.