Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Así es la emotiva carta de despedida del padre de una joven fallecida por sobredosis

Sobredosiscuatro.com

El padre de una joven de 24 años fallecida por sobredosis, escribió un emotivo obituario en el que narraba la larga lucha que tuvo su hija con las drogas. Sus palabras han conmocionado a media Inglaterra, cuya intención fue siempre advertir a otras familias para que no sufran todo lo que sufrieron ellos.

Molly Parks, una joven de 24 años de Manchester, falleció debido a una sobredosis. Su cadáver fue encontrado con una aguja inyectada en el brazo, en el baño de la pizzería en la que trabajaba, tal y como publica Mirror.
Esta joven llevaba una larga batalla contra las drogas, de la cual nunca pudo salir. Su padre, Tom Parks, destrozado por su terrible pérdida, decidió escribir un obituario donde relataría todo el sufrimiento que implica el ser adicto a las drogas, tanto para la propia persona como para la familia. Su intención siempre fue ayudar a otras familias que viven situaciones similares.
Sus líneas dicen así:
“Ella tomó muchas malas decisiones, incluyendo el experimentar con las drogas”.
"Luchó contra su adicción, la heroína, durante al menos cinco años, incluso sufrió una sobredosis poco días antes de su muerte”.
"Amábamos a Molly, tratábamos de ser optimistas mientras luchaba contra la heroína, que tan destructiva ha sido para familias e individuos".
Según Tom Parks, Molly comenzó a experimentar con el alcohol y píldoras de prescripción antes de graduarse en la clase A de la heroína.
La joven ha tratado de rehabilitarse en tres ocasiones diferentes a pesar de sus problemas. Su padre dijo que seguía siendo un chica "sin miedo", cuyas aficiones eran el teatro, la moda y la lectura.
El fin de semana antes de su muerte se había ido a vivir con su madre en Maine, y "parecía estar estupenda".
Su hermana Kasey también dedicó unas palabras a Molly en Facebook:
"Los jóvenes tienen que darse cuenta de que no son invencibles. Por favor, pregúntate esto: ¿crees que esto realmente vale la pena, hace sufrir a familiares y amigos a través de una tragedia?”
"Toda mi familia y yo queremos salvar a ese alma inquieta y controlar de alguna manera esta epidemia de la heroína”.
"RIP mis recuerdos hacia ti nunca morirán, ni tampoco lo hará mi amor por tí", concluye la joven.