Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ejército rescata a más de un centenar de personas atrapadas por la nieve en la A-67

La Unidad Militar de Emergencias (UME) y la Guardia Civil de Cantabria y Palencia, con apoyo de Protección Civil de Cantabria, han rescatado a 160 personas que permanecían atrapadas en sus vehículos en la A-67, en los límites de Cantabria y Palencia, debido al temporal de nieve que azota la vertiente cantábrica, según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en Cantabria. La autovía A-67 mantiene cortados más de 100 kilómetros en dos tramos de Palencia y Cantabria.

Las mismas fuentes han precisado que las personas rescatadas han sido alojadas en el Hotel Vejo de Reinosa y en varios colegios de  y cuando el temporal lo permita, serán trasladadas desde allí hasta sus coches.
Las delegaciones del Gobierno de Castilla y León y Cantabria solicitaron el pasado miércoles la intervención de la UME ante las dificultades causadas por la nieve en las carreteras A-67 y N-611 que unen la provincia de Palencia con Cantabria. En el caso de Cantabria, la intervención se centraba en la zona sur de la región.
En concreto, fueron movilizados 66 efectivos y 19 vehículos del Batallón V, con base en León, de la UME. Los militares se desplazaron con quitanieves y otra maquinaria específica para rescatar a los conductores atrapados entre Pozazal y Mataporquera.
Además, a Villablino se han trasladado 161 efectivos del Batallón V de León, que han trabajado toda la noche para rescatar a 61 personas de 49 vehículos. Los rescatados han sido trasladados a hoteles.
En Aguilar de Campoo, 70 efectivos del mismo batallón han evacuado a 55 personas.
Desde el 112, un grupo de seguimiento de la Dirección General de Protección Civil del Gobierno de Cantabria se encuentra analizando la situación en tiempo real, y movilizando a los medios y recursos necesarios del Servicio de Emergencias de Cantabria.
En esta zona, una de las más azotadas por el temporal, la nieve mantiene puertos cortados, pueblos incomunicados, más de una docena sin luz, trenes detenidos y colegios cerrados. La previsión para este jueves es aún peor. La temperaturas siguen desplomándose y se esperan mínimas de 20 grados bajo cero en puntos de montaña del interior. Desde Tráfico recomiendan que se evite la circulación por el peligro de nieve y heladas y que se extreme la precaución si no queda más remedio que salir a la carretera.
MDSPGL20150204_0004