Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Qué ejercicios le vienen mejor a tu cuerpo?

Aprender a corrercuatro.com

Cada cuerpo es único y es una seña que identifica al individuo y está determinada por los genes. Sin embargo, hay características similares que permiten clasificar a los cuerpos, somatotipos que se determinan en base a las propiedades óseas, musculares y de tejido graso. Es lo que comúnmente llamamos la constitución de las personas. La clave para conocer el tipo de ejercicio idóneo depende del entendimiento que tengamos de nuestro propio cuerpo.

Hay tres tipos de cuerpos o somatotipos en base a los rasgos genéticos y corporales, informa BBC Mundo:
Ectomorfo: Personas altas, delgadas, con cierta tendencia a doblarse hacia adelante. Poseen extremidades largas, de pecho plano y les cuesta mucho coger masa muscular. Los deportes ideales en cuanto a rendimiento son las pruebas de fondo, sean en atletismo, natación o ciclismo. Es recomendable establecer un programa de entrenamiento de fuerza e hipertrofia para un aumento de masa muscular. El entrenamiento aeróbico debe limitarse para no perder peso y frenar el crecimiento de masa muscular.
Endomorfo: Este tipo de cuerpo es lo opuesto al anterior. Se caracteriza por tener estatura baja y de forma redonda, con un metabolismo lento que facilita la acumulación de grasa, pero que al mismo tiempo es propicio para aumentar la masa muscular. En este grupo se recomienda una rutina con varias sesiones de trabajos para la resistencia cardiovascular. En cuanto a los deportes idóneos para este tipo de persona son los de fuerza, potencia y equilibrio, como levantamiento de pieza o pruebas de lucha. Se debe empezar por un trabajo aeróbico e ir evolucionando a ejercicios anaeróbicos, de alta intensidad y variadas.
Mesomorfo: Es genéticamente el grupo más aventajado físicamente, hasta el punto que puede parecer un atleta sin serlo.  Lo ideal para este tipo de personas es buscar deportes y ejercicios en los que se necesite combinar la fuerza, con el fondo físico y la potencia, con programas de ejercicios alternados, cambiando constantemente entre la formación de masa muscular y actividades aeróbicas para la resistencia cardiovascular. Tenis, fútbol, remo o triatlón son deportes que se acomodan perfectamente a este sector. Deben cuidar la dieta porque tienen tendencia a acumular grasa, aunque no tanta como un endomorfo.