Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los niños con poco tiempo para jugar

Los niños dedican de media sólo una hora al día para jugar a los juegos de toda la vida, los que les ayudan al desarrollo de valores como la justicia o la democracia. Las jornadas de los padres les obligan a alargar el tiempo en el colegio con extraescolares y al final, les faltan horas. Los niños juegan demasiado a las consolas, actividad que fomenta la soledad y lo importante es el juego entre iguales. Jugar con otros niños les hace crecer como personas.