Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Seis respuestas a las dudas sobre el ébola

Virus del ÉbolaEfe

¿Tiene cura? ¿Se contagia por el aire? ¿Ponemos en riesgo al país trasladando a infectados? El nuevo brote de ébola viene acompañado de numerosos rumores especialmente difundidos a través de las redes sociales. La Organización Mundial de la Salud ha informado acerca de esta enfermedad para aclarar los mitos y realidades que se están difundiendo a nivel mundial.

Tras el brote de 2014, numerosos rumores acerca de esta enfermedad salen a la luz. La OMS ha redactado un informe para aclarar todas las dudas sobre este virus.
No existe vacuna
El virus del ébola tiene una tasa de letalidad del 90% según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Al ser trasmitido a través de animales salvajes, suele aparecer especialmente cerca de la selva tropical en aldeas de África central y occidental, pero también se contagia de persona a persona. La letal enfermedad no tiene vacuna.
La infección se produce principalmente por contacto directo –mediante heridas o membranas mucosas- con la sangre o con otros líquidos corporales –ya sea la saliva, la orina, las heces o el semen-. También se puede contagiar si la persona sana utiliza agujas, ropa de vestir o de cama usadas por una persona infectada. En este caso, para una posible transmisión, los objetos deberán entrar en contacto con alguna parte del cuerpo en la que el exterior tenga relación con el interior –ya sea la boca, la nariz o alguna herida-. Además, no se contagia durante el periodo de incubación, que oscila entre 2 y 21 días.
La fiebre es uno de los síntomas principales
Fiebre, vómitos, diarrea, erupciones cutáneas, problemas en el hígado o riñones, dolores musculares, de cabeza, de garganta... son los síntomas principales de esta enfermedad. En algunos casos también puede ir acompañado de hemorragias tanto internas como externas.
No tiene tratamiento, pero es posible recuperarse
No existe ningún tratamiento para ébola, pero 10% de los casos se recuperan mediante la atención médica adecuada. El cuidado debe ser intensivo. Los pacientes necesitan sueros intravenosos o vía oral al padecer normalmente deshidratación.
Provoca un mal funcionamiento de los vasos sanguíneos
Las hemorragias se producen porque el virus debilita los vasos sanguíneos y complica la coagulación. De este modo, el enfermo suele fallecer por un fallo multiorgánico.
Es el mayor brote de la historia, pero no el primero
En 2014 ya van más de 1.700 personas infectadas, de las que han fallecido más de 930 en todo el mundo. Aunque es el año con el mayor número de personas que padecen esta enfermedad, no es el primer gran brote. El virus apareció por primera vez en la República Democrática del Congo en 1976. En este año se infectaron 318 personas de las que fallecieron el 88%. En el año 2000, también apareció un brote de 425 infectados en África y otros 57 en el 2012.