Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Declara ante el juez el dueño del restaurante donde salió por los aires un castillo hinchable

Hoy declara ante el juez el dueño del restaurante de Caldas de Malavella, Girona, donde estaba instalado el castillo hinchable en el que murió una menor y otros niños resultaron heridos. El propietario del local es investigado por un delito de homicidio imprudente y lesiones. Todo apunta a la imprudencia como causa principal del accidente. El anclaje era insuficiente según los Mossos. Solo había puestos dos de los diez anclajes. Además no había ninguna persona vigilando la atracción, como establece la normativa. El castillo no tenía los permisos municipales aunque sí contaban con un seguro de responsabilidad civil. Una treintena de testigos y los padres de la víctima comparecerán a lo largo del juicio.