Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos ancianos llevan dos años esperando que un juez eche a su inquilino okupa

Benet y su mujer, un matrimonio de ancianos, llevan más de 2 años intentando que la Justicia eche de su piso a un inquilino ilegal. Durante 16 años su piso lo habían tenido alquilado, pero el inquilino metió un realquilado, que se acabó quedando sin pagar renta ni agua ni luz. Benet empezó entonces un largo periplo judicial.

Primero lo denunció por vía penal, pero se archivó por ser una vía inadecuada y lo denunció por vía civil pidiendo el desahucio. El juez le dio la razón pero el okupa presentó un recurso y así alargó aún más el proceso. Hace sólo unos días un juez dictaminó el desahucio del inquilino ilegal, pero esto aún tardará varias semanas. Este alquiler era una ayuda para pagar la residencia a la que deberán ir pronto, dado que con su pensión no les llega.