Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ciencia confirma que dormir más adelgaza

La ciencia afirma que dormir más adelgaza.Gtres

Según un estudio publicado en PLOS One, estudiando la relación entre la duración del sueño y un número cuantificable de factores, se puede demostrar como dormir las horas recomendadas ayuda a tu metabolismo y a tu cuerpo.

Siempre se ha oído el rumor que dormir las horas recomendadas (una media de 9 horas) ayuda a tu salud y a tu metabolismo a mantenerse sanos. Pero recientemente, según informa el Washington Post, está demostrado científicamente que no dormir las suficientes horas puede dañar tu metabolismo y hacerte ganar peso fácilmente.
La principal causa es que debido a la alteración que se produce en tu metabolismo. Tu cuerpo se reprograma para comer más. Esta conclusión científica ha sido llevada a cabo por el Instituto Cardiovascular y de Medicina Metabólica de Leeds y el Colegio de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición, probada en un estudio a 1.615 personas de Gran Bretaña de entre 19 y 65 años.
Los factores cuantificables que se han tenido en cuenta para este estudio han sido: el perímetro de la cintura, la presión sanguínea, lípidos, glucosa, hormonas tiroidales y otros aspectos importantes del metabolismo de una persona. Con todos esos datos demuestran que es una realidad el hecho de que la falta de sueño hace que aumentes de peso.
Pero por el contrario, dormir demasiado (más de 9 horas) tiene un impacto similar en el cuerpo al de dormir poco.
En el estudio, la cintura de las personas que dormían una media de 6 horas cada noche, medía sobre unos 3 centímetro más que aquellos que dormían una media de 9 horas. Entonces, la relación entre las horas de sueño y la Masa de Índice Corporal es casi lineal, es decir, una depende de la otra.
La teoría de por qué esta relación existe tiene que ver con dos hormonas que llevan el control de tu ingesta de comida. La insuficiencia de sueño altera estas dos hormonas y su balance, lo cual te lleva a comer más. Si a esto se le suma el lento metabolismo de algunas personas no queda duda alguna de por qué hay gente que va ganando más y más peso.