Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

“No le disparen, no va armado”

La familia de Keith Scott, el afroamericano muerto a manos de la policía, ha difundido un vídeo en el que se puede ver cómo los agentes tirotearon a su marido que al parecer no iba armado.

La imagen no aclara si Keith iba armado pero se escucha a la mujer de la víctima que no deja de gritar a los agentes que su marido no tiene ningún arma y les informa que tiene problemas mentales.

No va armado les dice pero los policías están convencidos de que lleva una pistola y le exigen que la tire al suelo, ella les explica que es inofensivo, sufre daño cerebral y acaba de tomar su medicina, le pide a su marido que salga del coche sin hacer nada, segundos después es tiroteado repetidamente