Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los dispositivos móviles y la televisión no producen daños "graves e irreversibles" en la vista, según una experta

El uso de dispositivos móviles y ver la televisión no producen daños "graves e irreversibles" en la visión, pero su abuso comporta "más fatiga visual, y puede incrementar la progresión de la miopía", según ha declarado la oftalmóloga especializada en el sector infantil del Instituto de Microcirugía Ocular (IMO), Ana Wert.
En la misma línea, ver la televisión demasiado cerca tampoco es dañino para los ojos, incluso "es peor ver de lejos forzando la vista, que estar cerca de ella sin forzarla", ha asegurado la doctora del departamento de retina de IMO, Cecilia Salinas.
Por ello, los oftalmólogos de IMO han despejado las dudas más comunes de los pacientes que acuden a consulta, ya que una correcta información beneficia el cuidado de la vista.
INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS
Asimismo, la cirugía refractiva láser actúa sobre la córnea para modificar su curvatura, por lo que no impide que posteriormente pueda llevarse a cabo una operación de catarata sobre el cristalino. A esto, el doctor especializado en córnea y cirugía refractiva del IMO, Daniel Elies, ha añadido que "pensar que ambas intervenciones quirúrgicas son incompatibles no tiene ningún fundamento".
Además, levantar pesos o practicar ciertos deportes no repercute negativamente en la evolución postquirúrgica del desprendimiento de retina, sino que tampoco puede considerarse un detonante que lo cause. De igual modo, la presión ocular y la presión arterial no están relacionadas, son independientes y los cambios de una no influyen en la otra.
También, la lente intraocular que se implanta en la operación de cataratas no es necesario sacarse cada cierto tiempo para limpiarla. Por otro lado, lavarse los ojos con remedios caseros como vinagre y limón no son recomendables, ya que se trata de productos ácidos que pueden alterar la superficie ocular.
LA VISIÓN DESDE LA GESTACIÓN
Es cierto que durante la etapa de la gestación el ojo sufre cambios, como el resto del cuerpo, pero "si crece de forma significativa el número de dioptrías no es por el embarazo, sino más bien por la edad cuando se trata de madres jóvenes cuya graduación todavía no está estabilizada", ha argumentado el socio-fundador y médico especializado en córnea y cirugía refractiva del IMO, José Luis Güell.
En cuanto a los niños más pequeños, el doctor del departamento de Oftalmología Pediátrica, José Visa, ha declarado que "una primera exploración tras el nacimiento nos permite descartar enfermedades congénitas, como catarata, glaucoma, malformaciones, tumores. Posteriormente, otro momento clave es la revisión de los 3-4 años", desmintiendo así el hecho de que no se pueda revisarles ni operarles.
Además, la visión no se "gasta", ocurre que con el paso de los años se va perdiendo progresivamente, debido a que el envejecimiento del ojo ligado a la edad. Y al contrario de las creencias populares, el estrabismo si se puede operar en cualquier edad, en concreto si tiene una tasa de éxito superior al 99 por ciento.