Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los estudiantes denuncian que "el dispositivo policial ha sido absolutamente desmesurado"

Agentes de la Policía Nacional en la Universidad Complutense en una jornada de huelga en la que han sido detenidas más de 50 personasEFE

La policía ha detenido a 50 personas en el desalojo del vicerrectorado de la Universidad Complutense de Madrid. Desde hace una semana varias asambleas estudiantiles protestan contra el impago de las becas y la subida de las tasas, entre otras reivindicaciones. Después del "diálogo infructuoso", según la propia Universidad, los antidisturbios han procedido a desalojar a las personas concentradas en una actuación que los estudiantes califican de “desmesurada y salvaje”.

“El dispositivo policial ha sido absolutamente desmesurado”, explica a Informativos Telecinco Rodrigo Bazzano, miembro de la Asamblea del Vicerrectorado, “han llegado 20 furgones de la los antidisturbios y han bajado con las pistolas de pelotas de goma cuando solo había dentro estudiantes totalmente pacíficos”.
Bazzano asegura que la actuación de la policía ha sido “salvaje” y mientras “intentábamos apoyar a los que se llevaban detenidos nos han ido apartado a empujones”.
Begoña, también estudiante, corrobora la versión de su compañero y asegura que el dispositivo ha sido “totalmente desmedido”.
Los estudiantes llevaban una semana encerrados en el vicerrectorado para protestar por la subida de las tasas y para “exigir el pago de las becas, que se resuelvan peticiones que están pendientes” y para protestar en contra "de la denegación sistemática de becas".
Rodrigo ha explicado que la policía ha detenido a 54 personas, “la mitad son estudiantes y la otra son marchantes del 22-M que les habíamos acogido en el vicerrectorado”. Además, denuncia que el rector de la complutense, José Carrillo, “es cómplice” de lo ocurrido.
"UNA VENGANZA" POR EL 22-M
“Se han ensañado en respuesta al 22-M”, asegura Rodrigo, “es una venganza, han ido a por el más vulnerable”.
Pero Bazzano asegura que “la brutalidad policial no nos va a parar”. A las 17.30 se va a celebrar una asamblea en Ciudad Universitaria para aprobar acciones de apoyo a los detenidos.