Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un juez dicta la esterilización forzosa de una mujer discapacitada mental

Corte británica, Londrescuatro.com

Una madre de seis hijos con problemas de discapacidad intelectual será esterilizada por orden de un juez británico. Los servicios sociales creen que esta decisión es favorable para su salud física y mental.  El juez definió el dictamen como "excepcional" subrayando que "la esterilización terapéutica" sería legal y en el mejor interés para la afectada.

Los servicios sociales y de salud han pedido al juez del Tribunal de protección forzar a la mujer de 36 años a someterse a un proceso de esterilización, según ha publicado el periódico británico Mirror.
Los seis niños que actualmente tiene la mujer con deficiencias mentales están a cargo de las autoridades gubernamentales y en caso de que vuelva a quedarse embarazada su vida correría peligro.
El juez Cobb explicó al medio que el caso es "extremo", pero que la mujer carece de capacidad para tomar cualquier decisión respecto a la anticoncepción.
Los abogados designados por la corte para representar sus intereses habían respaldado el plan presentado por las autoridades sanitarias y de servicios sociales y de acuerdo en que la mujer "no tiene la capacidad", porque su mente está "deteriorada".
El abogado Michael Horne, que representa a los intereses de la afectada, dijo que la esterilización es "terapéutica" y la manera más eficaz de mitigar "graves riesgos" para la salud y la vida de la mujer.
El juez Cobb se explicó que la mujer - y su pareja - se había negado repetidamente a cooperar o colaborar con el personal de servicios médicos y sociales.
El juez escuchó las  evidencias presentadas por psiquiatras, un obstetra y un ginecólogo, además de trabajadores de los servicios sociales.

Los informes contenían detalles de una serie de problemas ginecológicos que sufre mujer y que -según los especialistas- plantearían un grave riesgo para su salud si se quedaba embarazada de nuevo.