Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una dieta rica en grasas favorecería el desarrollo de metástasis

Si cáncer es una palabra que nos provoca pavor, metástatis lo hace aun más. El 90% de los pacientes con este diagnóstico no consiguen salir adelante. Ahora, un estudio de científicos españoles ha permitido identificar una proteína que parece ser esencial para la aparición y desarrollo de la metástasis.

Es la proteína CD36, un receptor de grasas que reacciona sobre todo con el ácido palmítico. Este ácido lo encontramos en el aceite de palma, o aceite vegetal como suele aparecer en las etiquetas, utilizado en helados, natillas o platos precocinados como pizza, sopas o pasta. Una dieta baja en grasas podría reducir entre 10 y 15 veces la capacidad de las células cancerosas para producir metástasis.

Por el momento solo se ha probado en ratones. Hacen falta un mínimo de 3 años para obtener un anticuerpo con el que se puedan iniciar ensayos clínicos, y en unos 5 a 10 años podremos saber los resultados de esta investigación, que podría significar un enorme avance en el tratamiento contra el cáncer.