Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos detenidos por estafar más de 300.000 euros a un anciano enfermo terminal

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Zaragoza a dos personas por estafar más de 300.000 euros a una persona de avanzada edad y enferma terminal.
Las investigaciones se iniciaron cuando una persona presentó una denuncia, en la Comisaría del Actur, indicando que sospechaba que alguien estaba utilizando la tarjeta de crédito de un familiar suyo, enfermo terminal, mientras estaba ingresado en un hospital.
En concreto, indicaba que con la citada tarjeta se habían realizado una serie de compras, en establecimiento comerciales físicos y online, y disposiciones en efectivo en cajeros automáticos.
También se percató de que faltaban del domicilio del enfermo numerosos muebles y efectos personales, entre ellos el vehículo propiedad de su familiar, que no estaba en el garaje de su domicilio.
Al pasar la denuncia al Grupo de Delincuencia Económica de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, se comprueba que las personas que han utilizado la tarjeta de crédito del perjudicado son las que se dedicaban al cuidado del enfermo en el domicilio; el hijo de la cuidadora y su compañera sentimental, D.F.P.R. y J.L.M.P., quienes han sido detenidos como presuntos autores de delitos de falsedad documental, estafa y hurto.
Los agentes han comprobado que, en el último año, los implicados realizaron extracciones de unos 100.000 euros de las cuentas del enfermo, aunque el perjuicio patrimonial podría ascender a más de 300.000 euros, según el denunciante. El vehículo ha podido ser recuperado.
El enfermo tiene emitido un Certificado Médico, en el que se hace constar su incapacidad de tomar cualquier decisión alguna, debido a su estado terminal de salud.
Las investigaciones, han sido desarrolladas por miembros del Grupo de Delincuencia Económica (UDYCO) de la Jefatura Superior de Policía de Aragón.