Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos detenidos por matar con una escopeta y enterrar junto a un corral a un caballo en Alpera (Albacete)

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Almansa han detenido a E.C.P, de 45 años de edad, y a P.J.A.P. de 37, ambos vecinos de la localidad albaceteña de Alpera, como presuntos autores de un delito relativo a la Protección de la Flora, Fauna y Animales Domésticos al causar la muerte a un caballo tras dispararle con una escopeta de caza y enterrarlo posteriormente junto a un corral, propiedad de uno de los detenidos.
Los operadores de la Central Operativa de Servicios (COS) de la Guardia Civil albacetense recibieron la llamada de un ciudadano que manifestaba las malas condiciones sanitarias en que encontraba un caballo que habitaba en un corral de la localidad de Alpera, según ha informado la Delegación de Gobierno en un comunicado.
Desde la central se pasó aviso al Seprona de Almansa, quienes tras personarse en el lugar no consiguieron localizar ni al equino ni a su propietario, observando un reciente movimiento de tierras junto al corral.
Al lograr contactar con el dueño, éste manifestó que se lo había devuelto a sus antiguos propietarios por lo que los agentes solicitaron la identidad de estas personas para poder comprobar el estado sanitario del animal.
Sin embargo, instantes después el detenido manifestó a los agentes haberlo vendido por Internet, confirmándose posteriormente que fue él quien había sacrificado el caballo al encontrarse enfermo, enterrándolo seguidamente junto al corral donde vivía.
Una vez fueron verificados los hechos, agentes del Seprona en compañía de los veterinarios de la Oficina Comarcal de Almansa se trasladaron al lugar del enterramiento, procediendo a exhumar el cadáver del animal con la ayuda de una máquina retroexcavadora.
Fue así cuando pudieron observar dos orificios en la cabeza, que le ocasionaron la muerte, producidos por el disparo con un arma de fuego que realizó un cazador amigo del detenido, a requerimiento suyo.
Tanto las diligencias, como las personas detenidas, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción Número Uno de Almansa, en funciones de guardia.