Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tres menores entre los 17 detenidos por los altercados en las 'Marchas de la Dignidad'

Se eleva a 17 el número de detenidos por desórdenes públicos tras las 'Marchas de la Dignidad'EFE

Tres menores de edad y tres personas con antecedentes penales se encuentran entre los 17 detenidos durante los altercados que se produjeron en el centro de Madrid tras las Marchas de la Dignidad de este sábado, según han informado fuentes policiales.

Así, los antecedentes penales de estos tres detenidos son por hurto, tráfico de drogas, lesiones, atentados contra la autoridad y desórdenes públicos. Entre los arrestados se encuentra el autor del lanzamiento de cohetes a las Unidades de Intervención Policial (UIP).
Entre los detenidos se encuentran también dos mujeres, una de las cuales atacó el vehículo radiopatrulla. También están arrestados tres extranjeros, de nacionalidad marroquí, polaca y peruana.
Además de los detenidos, se identificó a otro medio centenar de personas, según informaron fuentes de la Jefatura Superior de la Policía Nacional. Nueve de los arrestados han sido detenidos en la céntrica calle de La Paz, uno de ellos por quemar un contenedor. El décimo arrestado ha sido detenido en la calle de Mesonero Romanos por lanzar un cohete contra agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP).
Asimismo, han confirmado que los detenidos han sido trasladados a la Comisaría de Policía de Moratalaz, donde prestarán declaración para después pasar a disposición judicial o bien ser puestos en libertad.
Momentos después de que concluyera la manifestación convocada por las 'Marchas de la Dignidad' en la madrileña plaza de Colón, un grupo de radicales y encapuchados marcharon hasta la plaza de Cibeles y después por la Gran Vía, destrozando varias papeleras, atacando una sucursal bancaria.
A su llegada al cruce con la calle Montera, agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) les impidieron continuar por Gran Vía, por lo que los encapuchados bajaron por dicha calle, arrojando sillas y mesas de las terrazas de los locales allí situados.
Fue entonces cuando más de medio centenar de agentes de las UIP cargaron contra los encapuchados, que bajaron a la carrera hasta la Puerta del Sol.