Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro detenidos en Valencia por retener a una empleada de hogar para que devolviera 8.000 euros que había robado

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a cuatro hombres acusados de retener en un domicilio a una empleada del hogar para que devolviera 8.000 euros que había sustraído a los padres de dos de ellos, en cuya casa realizaba tareas de limpieza, según ha informado la Jefatura Superior de Policía. La mujer quedó también detenida por un delito de hurto.
Los agentes intervinieron a uno de los arrestados una navaja de grandes dimensiones y a la mujer un teléfono móvil y 500 euros, que era lo único que le quedaba de los 8.000 euros sustraídos. Dos de los ahora detenidos eran los hijos del matrimonio al que le habían sustraído el dinero y los otros dos eran conocidos de ellos.
Las investigaciones se iniciaron sobre las 11.30 horas del miércoles al tener conocimiento los agentes de que un hombre había recibido momentos antes una llamada telefónica que le comunicaba que su mujer estaba secuestrada en uno de los domicilios en los que limpiaba, por dos hombres que la acusaban de haber sustraído unos 8.000 euros. Para ser liberada, debía devolver el dinero.
Inmediatamente, los investigadores establecieron un dispositivo de vigilancia y localizaron en el lugar concertado a dos hombres que fueron sometidos a un cacheo superficial. A uno de ellos, le intervinieron una navaja de grandes dimensiones. Ambos fueron detenidos como presuntos autores de un delito de detención ilegal.
Los policías averiguaron que la mujer se encontraba en ese momento retenida en un domicilio en el que trabajaba. En la vivienda, los agentes localizaron a la empleada "en perfecto estado" y a dos hombres, que tras realizar las comprobaciones correspondientes, fueron detenidos como presuntos autores de un delito de detención ilegal. Ella fue detenida por hurto.
Según la Policía, el miércoles anterior la mujer había encontrado 8.000 euros en un cajón y se los había apropiado, motivo por el que este miércoles había mantenido una discusión con los hijos de los propietarios que la tenían retenida, que habían llamado a su marido para reclamarle la deuda. Los detenidos, dos con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.